Guía de compra de aspirador nasal para bebé: análisis

Para los padres es muy importante poder eliminar la mucosidad en los bebés, ya que a hacerlo por sí solos no es una opción para los pequeños.

En este caso, es cuando los aspiradores nasales son de una gran ayuda.

Si estás pensando en comprar uno, te contamos cómo elegir el mejor en este artículo completo preparado por el equipo de la web.

El aspirador nasal para bebé

Un aspirador nasal para bebé es un dispositivo utilizado para mantener la nariz de los bebés limpia y libre de mocos, evitando obstrucciones que le dificulten respirar.

Consta de una boquilla con un diseño especial para que pueda introducirse por el orificio nasal sin causar daños y dependiendo del tipo que sea puede tener un sistema de succión manual o eléctrico para extraer la mucosidad.

Los mejores aspiradores nasales para bebé

La mejor relación calidad-precio

Modelo eléctrico con pantalla LCD con carga USB. Cuenta con 5 niveles de succión, 4 tamaños y puntas de silicona. Tiene un diseño compacto, es fácil de usar con apenas un solo botón y también se limpia de forma sencilla.

El mejor modelo de gama alta

Aspirador nasal eléctrico con un diseño amigable para los niños. Ofrece un gran poder de succión y es muy fácil de limpiar. Está hecho con materiales seguros, libre de BPA.

El mejor modelo barato

Modelo de aspiración bucal, tiene un diseño compacto para que quepa en un bolsillo. Su cabeza tiene un diseño patentado, no requiere filtro y además está libre de BPA. Es fácil de limpiar, práctico y silencioso.

Comparativo de aspiradores nasales para bebé

¿Buscas un buen aspirador nasal? Aquí encontrarás 4 modelos destacados con excelentes características.

Table could not be displayed.

¿Por qué comprar un aspirador nasal?

Un aspirador nasal para bebé recién nacido es un instrumento ideal para eliminar los mocos de manera eficiente. Por lo general, son dispositivos económicos que ofrecen múltiples beneficios tanto para los bebés como para sus padres.

No generan dolor

Estos aparatos están pensados para no ocasionar molestias ni dolores a los bebés durante el proceso de limpieza. Esto se debe a que tienen un diseño óptimo y blando en los materiales de la boquilla que ingresa a la cavidad nasal.

Fáciles de utilizar

El aspirador nasal para bebés recién nacidos es muy práctico y fácil de utilizar. Tanto los modelos manuales como eléctricos funcionan de manera eficiente, sencilla y rápida. Basta con seguir las instrucciones proporcionadas por cada fabricante.

Mejoran la respiración

Cuando la nariz es liberada de las obstrucciones ocasionadas por los mocos, los bebés pueden respirar con mayor facilidad. Esto le permitirá dormir tranquilo, bien sea en la cuna como en el carrito para bebé, así como alimentarse mejor.

Los aspiradores nasales para bebé en oferta

Si quieres elegir un modelo de aspirador nasal de calidad, aquí encontrarás una selección con las mejores promociones del momento.

Oferta
Suavinex, Aspirador Nasal Bebé, Saca Mocos...
2 Pcs Aspirador Nasal Bebes, Aspiradores...
Aspirador Nasal Eléctrico para Bebé,...
Oferta
Rhinomer Baby, Aspirador Nasal Para Bebé + 2...

¿Cómo elegir un aspirador nasal para bebé?

Son muchos los modelos de aspiradores nasales para bebés que se encuentran disponibles en el mercado. Sin embargo, para escoger un dispositivo ideal para tu hijo, es importante prestar atención a algunas características claves que te ayuden a establecer un criterio de compra adecuado a tus necesidades.

Materiales

Una de las principales características en la que debes fijarte a la hora de comprar un aspirador nasal para bebé recién nacido es en los materiales de su estructura y componentes.

Es recomendable optar por modelos fabricados con materiales de excelente calidad y que sean aptos para no ocasionar molestias en los niños, ya que son productos que estarán en contacto con su delicada piel.

Entre los mejores materiales utilizados para la pieza o boquilla que se introduce en la cavidad nasal se encuentra la silicona o el polipropileno, ya que tienen propiedades hipoalergénicas y a la vez son suaves, flexibles, duraderos y fáciles de lavar. Es importante asegurarse de que el instrumento esté libre de componentes tóxicos como por ejemplo el BPA o cualquier otro que pudiese causar alguna reacción alérgica en los pequeños.

Capacidad de succión

Para garantizar que la nariz quede descongestionada y limpia el aspirador nasal debe tener una buena capacidad de succión.

Un aspirador nasal manual para bebé de cánula, que funciona por la succión aplicada por los padres, resulta bastante útil para una absorción más personalizada. Por otro lado, en los modelos eléctricos de aspirador nasal para bebé la succión dependerá completamente de la potencia del aparato.

Los mejores modelos manuales cuentan con un sistema para la regulación del aspirado para ajustarse de manera eficiente al nivel de congestión de la nariz. En el caso de un aspirador nasal para bebés eléctrico es posible encontrar modelos con hasta 3 niveles distintos de succión para ajustar la capacidad del aparato dependiendo de tus necesidades.

Tamaño

Otro factor que tiene influencia en la comodidad y adaptabilidad del aparato es su tamaño. Si quieres llevarlo donde quieras cada vez que salgas con tu bebé, es necesario optar por un aspirador nasal de pequeñas dimensiones que no ocupe mucho espacio.

Además, es importante que el instrumento sea manejable y ergonómico para que su tamaño te permita utilizarlo sin inconvenientes. Los dispositivos más discretos y pequeños suelen ser los modelos de perita.

Sin embargo, es posible encontrar modelos de cánula o eléctricos compactos que tienen buena portabilidad. Por otro lado, el tamaño de la boquilla que se coloca en la nariz también debe ser el ideal para que se ajuste sin generar molestias en la nariz del bebé.

Un aspirador nasal para bebé de 2 meses o recién nacidos debe contar con una boquilla fina y pequeña que quepa en su nariz. Por su parte, un aspirador nasal para bebés de 1 año o mayores deben tener boquillas un poco más grandes que se adapten a su crecimiento. La mayoría de estos dispositivos cuentan con boquillas intercambiables de varios tamaños para que puedan sustituirse por dimensiones que se ajusten adecuadamente y a su vez resulten cómodas.

Limpieza

La facilidad de limpieza del aparato es un factor de gran importancia, ya que su mantenimiento debe resultar sencillo.

La higiene de este tipo de productos es fundamental, así que vale la pena optar por un aspirador nasal fabricado con materiales de calidad que puedan esterilizarse las veces que sea necesario sin que se deterioren sus componentes.

Lo ideal es comprar un aspirador nasal para bebés al que se le pueda desmontar cada pieza y componente, dado que así será mucho más fácil limpiarlo a profundidad y retirar toda la suciedad. De esta manera la salud de tu bebé estará garantizada.

Accesorios y funciones

Para que estos dispositivos sean más versátiles y funcionales vale la pena prestar atención si cuentan con sistemas de filtros o depósitos que mantienen retenida las secreciones.

Estos pueden ser desechables o reutilizables. En el caso de los primeros deberás conseguir los repuestos cada cierto tiempo para sustituirlo después de un par de usos.

Algunos aspiradores nasales eléctricos para bebé cuentan con luces y sonidos que pueden resultar una opción interesante para mantener al bebé distraído mientras se le limpia la nariz. La desventaja es que este tipo de productos suelen ser más costosos y necesitan de baterías de larga duración.

Los modelos de aspirador nasal para bebé

Existen tres tipos de aspiradores nasales para bebés que se diferencian por su mecanismo o sistema de succión, y por su diseño. A continuación, se mencionan las características más relevantes de cada modelo.

Modelo de pera

Este modelo es el más tradicional de todos y se acciona de manera manual utilizando una pera como aspirador nasal para bebés.

Consta de una boquilla pequeña y de una válvula en forma de bombilla o pera que se aprieta y se suelta para retirar los mocos por medio de una succión que se genera cuando la pera absorbe el aire. Por lo general, son de silicón flexible y tienen dimensiones compactas.

Modelo de cánula

Los modelos de cánula o tubo son los más comunes y efectivos.

A diferencia del modelo de pera la aspiración del aire se realiza a través de la boca de los padres por medio de una boquilla ubicada en el extremo opuesto del tubo.

Estos dispositivos cuentan con filtros que retienen el moco en un depósito en el momento de la succión y pueden tener boquillas desechables o lavables.

Modelo eléctrico

El aspirador nasal eléctrico para bebé es el más moderno y costoso del mercado. Consta de un pequeño motor alimentado por medio de baterías que realiza la succión de manera automática.

Son prácticos, fáciles de utilizar y muchos modelos cuentan con regulador de potencia de hasta 3 niveles.

Pueden contener luces y sonidos, y las baterías pueden ser desechables o recargables por medio de USB.

Antes de elegir un aspirador nasal de bebé debes fijarte en su capacidad de succión, tamaño y materiales de fabricación. Te recomendamos además comparar modelos para que compres el más acorde para tu bebé.

Mejores ventas de aspirador nasal para bebé

Si quieres comprar un aspirador nasal para bebé de calidad al mejor precio, aquí encontrarás una selección con las mejores ventas del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Suavinex, Aspirador Nasal Bebé, Saca Mocos para...
Suavinex, Aspirador Nasal Bebé, Saca Mocos para...
No hay valoraciones 8,75 € 7,95 €
2 Rhinomer Baby, Aspirador Nasal Para Bebé + 2 Recambios...
Rhinomer Baby, Aspirador Nasal Para Bebé + 2 Recambios...
No hay valoraciones 14,50 € 12,89 €
3 Aspirador nasal Braun 1 | Succionador de mucosa |...
Aspirador nasal Braun 1 | Succionador de mucosa |...
No hay valoraciones 50,97 € 40,01 €
4 Jané Aspirador Nasal, Doble Filtro, Uso desde el...
Jané Aspirador Nasal, Doble Filtro, Uso desde el...
No hay valoraciones 6,95 € 5,95 €

¿Cuánto cuesta un aspirador nasal para bebé?

Un aspirador nasal para bebés tiene precios variados de acuerdo al tipo o mecanismo de succión, la calidad de sus materiales y la marca.

Los modelos manuales sencillos tipo pera suelen ser los más económicos del mercado y se consiguen en costes entre 5 y 10 euros. En el caso de los modelos eléctricos pueden tener rangos de precios entre 12 y 30 euros, dependiendo de su capacidad y funciones.

Si quieres un dispositivo de cánula, puedes conseguir un aspirador nasal para bebé Nuby con filtros lavables y materiales de polipropileno en un coste de aproximadamente 8 euros. Otros modelos con características similares, pero de una mejor calidad como los aspiradores nasales para bebés de marcas Chicco o BÉABA con puntas de distintos tamaños y sistemas para la regulación de la succión pueden alcanzar costes cercanos a los 12 euros.

Si estás buscando los mejores aspiradores nasales para bebés de tipo eléctrico de gama alta puedes encontrar modelos de excelente calidad que tienen un coste en Amazon de aproximadamente 50 euros. Los productos en costes similares son de materiales esterilizables que suelen durar mucho tiempo y cuentan con boquillas de distintos tamaños y piezas fácilmente retirables para un mantenimiento más efectivo.

¿Dónde comprar un aspirador nasal para bebé?

Este aparato se puede encontrar en varios tipos de tiendas. Sin embargo, nosotros siempre recomendamos acudir a tiendas en línea, como Amazon, pues suelen tener mejores precios y más asequibles, así como gran variedad de modelos para poder elegir el que más se acople a ti.

¿Cómo utilizar un aspirador nasal para bebé?

Aunque cada tipo de aparato tiene un método de uso distinto dependiendo de si es por succión humana, manual o automática, es posible mencionar algunos tips básicos para saber cómo usar un aspirador nasal de bebé.

  • Mantener tranquilo al bebé. Por lo general a los niños suele causarle molestias que les limpien la nariz y pueden asustarse al ver el aparato. Por ello, es importante colocarlo en una posición cómoda con la cabeza ligeramente levantada y haciéndolo sentir seguro impidiendo que se mueva demasiado.
  • Colocar ligeramente la punta del aspirador en la nariz. La boquilla que va en el orificio nasal suele ser suave y flexible para no causar daños en la cavidad. Esta tiene un tamaño apropiado para adaptarse a la entrada de la cavidad nasal sin la necesidad de introducirla demasiado. Es importante asegurarse de que la punta del dispositivo esté limpia.
  • Realizar la succión. Al momento de aspirar realiza movimientos suaves y aplica poca fuerza al succionar con la boca hasta ver que el moco empiece a salir poco a poco y quede almacenado en los filtros o depósitos. En los modelos de pera se debe apretar la válvula para sacar el aire y luego basta con soltarla para que el dispositivo realice la succión. En el caso de los aparatos electrónicos se debe regular la intensidad de la succión de acuerdo a las necesidades.

Una vez limpias y libres de moco ambas cavidades será necesario proceder con la limpieza del aparato y todos sus componentes. Es recomendable apoyarse en el manual de instrucciones de uso proporcionadas por cada fabricante según el modelo del aspirador nasal para familiarizarse con el equipo y utilizarlo de manera adecuada.

¿Cómo limpiar un aspirador nasal para bebé?

Mantener la higiene y limpieza en este tipo de artefactos es fundamental para la salud de tu bebé, ya que está expuesto a virus y bacterias causantes de diversas enfermedades.

Algunos modelos de calidad cuentan con materiales que pueden ser esterilizados utilizando alcohol u otros productos para este fin. En el caso de que el modelo no especifique si es esterilizable será necesario retirar cada una de sus piezas para limpiar más fácilmente y a fondo utilizando agua tibia y jabón neutro.

Una vez realizado esto puedes dejar secar al aire libre y volver a armar el aspirador nasal. Vale la pena prestar atención a las recomendaciones de mantenimiento indicadas por el fabricante para llevar a cabo un proceso de limpieza más eficiente y no utilizar productos que deterioren los componentes del aparato.

Ultima actualización el 18 de abril del 2024