Guía de compra de cunas: análisis y opiniones

Cuando se acerca la llegada del bebé, hay que irse preparando con las cosas que necesitará. Una de las más importantes es la cuna, ya que será el lugar donde pasará una buena parte de su día, los primeros meses y años de vida.

Si quieres elegir un modelo cómodo y de calidad, en esta guía te ofrecemos toda la información que necesitas para hacer la mejor elección.

La cuna

Una cuna es una cama pequeña para bebés que cuenta con barandillas o bordes altos para evitar que los niños puedan caer al suelo. Pueden fabricarse con distintos materiales como madera, plástico e incluso metal.

Por lo general se usan desde que el bebé es un recién nacido hasta los 24 meses. Sin embargo, dependiendo de su modelo, altura y peso que soporta se podrían usar hasta los 4 años.

Las mejores cunas del 2019

La mejor relación calidad-precio

Es una cuna de bebé con colchón viscoelástico y protector impermeable. Tiene un diseño de barrotes con cinco posiciones de somier y un lateral abatible. Sus tornillos y piezas se ajustan perfectamente y sus pinturas y barnices no son tóxicos.

El mejor modelo de gama alta

Es una cuna capaz de convertirse en una cama posteriormente. Incluye revestimiento textil y colchón. Cuenta con un lateral desmontable y los tejidos son hipoalergénicos, lavables a mano y extraíbles.

El mejor modelo barato

Es un modelo de viaje con dos laterales opacos y dos de red. Tiene un diseño robusto, con una base acolchada y un doble cierre de seguridad. Cuenta con dos ruedas con freno e incluye una bolsa de transporte con asas, gatera, cambiador, bolsa para juguetes y arco juguetero.

Comparativo de las mejores cunas del momento

¿Quieres comprar una cuna de calidad? Estos 4 modelos que hemos seleccionado destacan por sus excelentes características.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
shnuggle shn-air-bcdg cuna de bebé cosleeping...
Cuna para bebé, modelo Oso Dormilón Mundi Bebé +...
EL MÁS BARATO
Asalvo Cuna de viaje Mix Plus Zeppelin, Color gris
Chicco Next2Me Dream - Cuna de colecho con anclaje a...
Cuna - Shnuggle
Cuna - MundibebÈ
Cuna - Asalvo
Cuna - Chicco
-
Diseño elegante
5 posiciones de somier
Dos ruedas con freno
4 ruedas con freno
Convertible en cama
Incluye colchón viscoelástico
Incluye base acolchada
Disponible en diferentes diseños
Dimensiones de 94 x 56 x 68,5 cm
Dimensiones de 120 x 60 x 95 cm
Dimensiones de 125 x 65 x 77 cm
Dimensiones de 68 x 92 x 82 cm
Nota: 9,5/10
Nota: 10/10
Nota: 9/10
Nota: 10/10
-
302,78 €
190,00 €
67,92 €
191,98 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
shnuggle shn-air-bcdg cuna de bebé cosleeping...
Cuna - Shnuggle
-
Diseño elegante
Convertible en cama
Dimensiones de 94 x 56 x 68,5 cm
Nota: 9,5/10
302,78 €
Cuna para bebé, modelo Oso Dormilón Mundi Bebé +...
Cuna - MundibebÈ
5 posiciones de somier
Incluye colchón viscoelástico
Dimensiones de 120 x 60 x 95 cm
Nota: 10/10
-
190,00 €
EL MÁS BARATO
Asalvo Cuna de viaje Mix Plus Zeppelin, Color gris
Cuna - Asalvo
Dos ruedas con freno
Incluye base acolchada
Dimensiones de 125 x 65 x 77 cm
Nota: 9/10
67,92 €
Chicco Next2Me Dream - Cuna de colecho con anclaje a...
Cuna - Chicco
4 ruedas con freno
Disponible en diferentes diseños
Dimensiones de 68 x 92 x 82 cm
Nota: 10/10
191,98 €

¿Por qué comprar una cuna?

Los expertos recomiendan que el bebé permanezca en la habitación de los padres durante los primeros 5 o 6 meses de vida. Sin embargo, es importante que lo haga en una cuna, ya que así tendrá su propio sitio para dormir, ajustado a sus necesidades. Estará cómodo y mucho más seguro, ya que este espacio está especialmente diseñado para los pequeños.

Por otro lado, una cuna aporta independencia tanto al bebé como a los padres. De hecho, algunos psicólogos aseguran que al dormir en su propio espacio se facilita la autonomía del niño desde pequeño, lo que hará que la transición hacia su propia habitación cuando sea mayor no represente un problema.

Otra ventaja de comprar una cuna de bebé completa es que este tipo de muebles tienen una vida útil larga. Existen muchos modelos que, después que el bebé crezca, se pueden convertir en una cama individual e incluso una más grande de acuerdo a los complementos que se le puedan adaptar.

Las promociones de cunas del momento

Si quieres encontrar cunas de bebé en oferta, te presentamos algunas de las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Hauck Dream N Play - Cuna de viaje para bebes a partir...
Hauck Dream N Play - Cuna de viaje para bebes a partir...
No hay valoraciones 66,54 € desde 37,90 €
2 Hauck Dream'n Play Plus - Cuna de viaje plegable, 60 x...
Hauck Dream'n Play Plus - Cuna de viaje plegable, 60 x...
No hay valoraciones 42,65 € desde 38,98 €
3 Hauck Sleep N Play Go Plus - Cuna de viaje para bebes a...
Hauck Sleep N Play Go Plus - Cuna de viaje para bebes a...
No hay valoraciones 51,90 € desde 48,00 €

¿Cómo elegir una cuna?

La cuna es el lugar donde tu bebé probablemente pasará más del 50% del tiempo los primeros meses. Por ello es fundamental que elijas un modelo, no solo con el mejor precio, sino también con las mejores características en cuanto a calidad y comodidad. Estos son los factores que debes considerar al momento de comprar una.

Material

Uno de los principales aspectos a considerar es el material con el que está fabricado el mueble. En el pasado, las más comunes eran las de madera, pero hoy día es cada vez más común encontrarlas de material sintético. Este tipo de cuna destaca por ser ligera, por tener tejidos transpirables y por poder convertirse en un contenedor una vez que el niño crezca.

No obstante, no tienes que subestimar las cunas de bebé de madera maciza. Si bien son más pesadas, también son más resistentes, sólidas, fiables y duraderas. En cualquier caso, más allá del material que elijas, lo más importante es que te asegures de que este esté libre de cualquier componente químico como pinturas, barnices o lacas que pudieran resultar tóxicas para los niños.

Tamaño

En las cunas de bebé las medidas también son importantes. Y es que, es fundamental que el niño pueda dormir cómodamente en ella al menos hasta los 6 meses. La mayoría de los modelos suelen tener un ancho de entre 60 a 80 cm y un largo de unos 120 a 140 cm. Recuerda que el espacio disponible debe ser suficiente para que el pequeño se pueda dar vuelta o moverse mientras duerme.

Por otro lado, también es recomendable asegurarse de que el tamaño de cuna sea compatible con los colchones que hay en el mercado. Si bien es cierto que las cunas suelen venir con un colchón, es bueno saber que, si quieres cambiarlo por una u otra razón, encontrarás opciones del tamaño adecuado para la estructura.

Seguridad

Por encima de cualquier cosa, la cuna que elijas debe ser segura. Para ello, lo primero que debes hacer es asegurarte de que el modelo que elijas esté homologada. El mueble debe contar con las normativas vigentes de seguridad de la UE.

De ser así, la cuna habrá pasado por una serie de pruebas que garantizan su resistencia y seguridad en general. Entre las especificaciones que dicta la norma está que los barrotes deben tener una distancia entre 45 y 65 mm, lo que permitiría que el niño saque sus brazos, pero no su torso. También se indica que debe hacer poco espacio entre el colchón y los laterales y frontales de la cuna, y que la pintura, barnices y decoraciones que se utilicen deben ser atóxicos.

Por otro lado, se recomienda elegir un modelo con cantos redondeados, ya que así se reduce el riesgo de que el bebé se haga daño con ellos una vez que empiece a ponerse de pie en la cuna.

Opciones o posibilidades que ofrece

Al momento de elegir una cuna encontrarás que hay modelos que ofrecen múltiples opciones o posibilidades de uso para este mueble. Por un lado, la mayoría cuentan con un somier regulable, de manera que puedan adaptarse a varias posiciones.

Por lo general ofrecen dos: alta y baja. La primera posición es ideal para brindar comodidad a los padres durante los primeros meses y la segunda es para cuando el bebé está más grande y puede ponerse de pie.

También puedes encontrar cunas para bebés que se adaptan a la cama. Estos son modelos que cuenta con barandillas móviles seguras para acoplar la cuna a la cama de los padres, al estilo de una cuna colecho. Estas cunas de bebé con lateral abatible son ideales para los primeros meses. Otra opción que puedes encontrar son las cunas con cambiador o las cunas de bebé que se hacen cama.

Movilidad

Este es otro factor de importancia que debes considerar porque hará que mover la cuna de un lugar a otro sea más sencillo. Lo mejor es optar por una cuna de bebé con ruedas, ya que evitan tener que hacer esfuerzo al momento de cambiarla de sitio. Sin embargo, de ser así, debes asegurarte de que incluyan un sistema de frenado para brindar estabilidad.

Las cunas de bebé de viaje también suelen contar con ruedas, aunque por lo general estas quedan por un lateral. Además, suelen ser cunas de bebé plegables para facilitar su traslado de forma sencilla y cómoda cuando lo necesites.

Los diferentes tipos de cuna

En el mercado encontrarás diferentes tipos de cunas que podrás usar en función de tus necesidades. Conoce las características de cada una para que elijas la más adecuada para ti y tu bebé.

Moisés

También llevan el nombre de cucos o capazos. Se trata de modelos compactos que se caracterizan por tener una forma ovalada y una capota abatible.

Destacan por ser más baratos que las mini-cunas y por ser más cómodos de trasladar de un lugar a otros. Como contraparte, suelen durar menos tiempo, ya que son pequeñas y en unos meses el niño ya no cabrá.

Mini-cuna

Esta es una cuna que se utiliza, sobre todo, para bebés recién nacidos.

Destaca por ofrecer un espacio apropiado para el tamaño del niño.

Es la mejor opción para quienes no quieren comprar una cuna muy grande para los primeros meses de vida del pequeño.

Cuna

Se trata de las tradicionales cunas rectangulares de barrotes. Son los modelos más vendidos porque también son los más duraderos, ya que le servirán al bebé hasta cuando tenga unos dos años y esté listo para pasar a la cama.

Existen cunas de bebé modernas, que cuentan con cajones y otros elementos para hacer que el mueble sea mucho más funcional. Asimismo, puedes encontrar cunas de bebé convertibles, las cuales pueden transformarse en una cama o incluso en una cómoda una vez que el bebé crezca.

Cuna de viaje

Estas son modelos de cuna para bebé portátil. Por eso, suelen ser muy compactas, ligeras y, además, plegables.

Gracias a esto se pueden llevar con el equipaje cuando se va de viaje en cualquier medio de transporte.

De esta manera, los bebés seguirán estando cómodos y seguros en un lugar dedicado para su descanso, aunque estén fuera de casa.

Las cunas son muebles imprescindibles para los bebés. Al momento de elegir una procura fijarte en sus materiales de fabricación, seguridad y opciones, ya que así podrás tener un modelo que realmente se adapte a tus necesidades y las de tu bebé.

Las mejores ventas de cuna

Antes de elegir una cuna para bebés, te recomendamos revisar las características de estos modelos catalogados como los más vendidos.

Oferta
Hauck Dream N Play - Cuna de viaje para bebes a...
Kinderkraft
Chicco Goodnight - Cuna de viaje ligera, con...
Oferta
Hauck Dream'n Play Plus - Cuna de viaje plegable,...

¿Cuánto cuesta una cuna?

En lo que respecta al precio de las cunas, debes saber que estos muebles no son especialmente baratos. De hecho, los modelos más asequibles los encontrarás a partir de 75-80 euros y otros que pueden llegar a costar más de 250 euros. La diferencia de precios tiene que ver con factores como el tipo de cuna, el modelo, los accesorios, su versatilidad, entre otros.

Las cuna de bebé baratas suelen ser los modelos de viaje, ya que si bien son robustas, están hechas con materiales más ligeros. Los modelos tradicionales de barrotes se encuentran en precios que oscilan entre los 100 y los 200 euros como el modelo Woody, que es una cuna de bebé blanca con tres alturas de somier más colchón que cuesta casi 150 euros.
También hay modelos más costosos como la cuna balancín de bebé Chicco Next2Me Dream. Se trata de una cuna de bebé para cama con anclaje y ajustable a 11 alturas, con cuatro ruedas con freno para desplazarla. Su precio de es casi 200 euros.

¿Cómo montar una cuna?

A este punto ya sabes que existen varios modelos de cunas. Así que montarla va a depender del que hayas elegido y del diseño en particular que tenga. Por su tamaño, los moisés vienen ya armados, al igual que las minicunas, que en uno que otro caso sólo deberás armar la base. Por tanto, los modelos que requieren un poco más de montaje son las tradicionales y las de viaje.

Cualquiera que sea el modelo que tengas es recomendable que antes de empezar con el montaje leas detenidamente las instrucciones proporcionadas por el fabricante. Para los modelos de barrotes deberás asegurarte de que cuentas con todas las piezas y una vez hecho esto deberás empezar a unirlas con los soportes proporcionados. Cuando armes la cuna con sus cuatro lados, podrás colocar el colchón, las ruedas y demás accesorios que incluya. Debes asegurarte de que esté completamente fija y estable.

Con los modelos portátiles, el montaje será mucho más rápido. Aunque hay diferentes modelos, por lo general se arman levantando cada uno de los laterales de la cuna. Primero se levantan los más cortos hasta escuchar un click y después los más largos. Una vez que estén todos subidos y fijados, deberás bajar el suelo de la cuna y después colocar el colchón. Asegúrate de usar todas las sujeciones para que no se mueva.

¿Dónde ubicar la cuna del bebé?

Por lo general, durante los primeros meses los padres suelen ubicar la cuna del bebé en su propio cuarto. Es importante que esta se encuentre cerca de la cama para poder amamantarlo cuando sea necesario o atenderlo cuando llora.

Por otro lado, es fundamental que la cuna no esté pegada a una ventana, ya que las corrientes de aire podrían hacerle daño. Claro, eso no significa que la habitación debe ser cerrada. Al contrario, es esencial que cuente con una buena ventilación donde el aire pueda entrar con facilidad. De esta manera el espacio estará aireado.

La temperatura también es importante. La ideal es de 20 grados centígrados, aunque en verano es posible que se deba refrescar el ambiente con medios externos como un aire acondicionado y en invierno calentar un poco el ambiente con calefacción. En este caso, para evitar que el ambiente se reseque, se puede utilizar un humidificador para bebés.

Adicionalmente, es recomendable que la cuna esté ubicada en un lugar con buena iluminación, de preferencia natural. Por ello, lo mejor es buscar un lugar donde el sol ilumine la cuna sin causar daños. Recuerda también prestar atención a lo que colocas cerca de la cuna, ya que en unos cuantos meses el niño podrá ponerse de rodillas o de pie y podrá alcanzar cosas con su mano.

Ultima actualización el 20 de noviembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar