La salud del bebé: las acciones para una buena higiene para el bebé

Llega el nuevo integrante de la familia y su pequeño cuerpo y delicada piel requieren de algunos cuidados de higiene particulares. En esta publicación queremos describir los hábitos y acciones que debes hacer para mantener a tu bebé limpio, libre de infecciones, pero sin debilitar su sistema inmunológico o afectar su delicada piel. Sigue leyendo.

Consejos para bañar al bebé

Recomendamos bañar al bebé todos los días, es un momento relajante que ellos disfrutan y se eliminan por completo las bacterias que se acumulan en los genitales. Sin embargo, debe hacerse con mucha suavidad, sin frotar y sin productos abrasivos.F

Luego del parto, los pequeños están un poco sucios, así que puedes hacerlo con un paño húmedo o toallitas hasta llegar a casa donde podrá tomar su primer y delicioso baño. Es importante cuidar que las heces no entren en los genitales y limpiar el ombligo con un poquito de alcohol absoluto, poco a poco se irán desprendiendo los restos del cordón umbilical.

El baño no debe tomar más de 5 minutos cuando son recién nacidos, procura antes de empezar dejar todo lo que necesita para el baño, y luego para secarlo y vestirlo cerca. Además, asegurate que esten cerradas las ventanas, para evitar corrientes de aire. Así estés en verano.

Cambio de pañal, ¿con qué frecuencia?

Las heces y el orine irritan la piel del bebé, lo mismo el calor y la humedad. Por ello, se debe cambiar el pañal con frecuencia y limpiar sus genitales. Las cremas para la prevención de rozaduras son muy útiles para crear una barrera protectora entre las deposiciones, pero estas no deben tener fragancia e intenta conseguir las opciones más orgánicas o naturales.

La frecuencia varía mucho, un recién nacido puede necesitar de 8 a 10 cambios en un día normal, esto disminuye a medida que crecen. Lo importante es revisarlos de forma frecuente, para determinar si es hora de un cambio.

Limpieza de nariz, ojos y oídos

Estas son partes muy delicadas del bebé y deben limpiarse con cuidado sin ir muy a fondo, tampoco hacerlo con mucha frecuencia en el caso de los oídos. Para la nariz un aspirador nasal para bebé es lo recomendado para extraer las secreciones que pueden dificultar la respiración. No será un momento agradable para tu pequeño, pero si muy necesario.

Hábitos de limpieza

A medida el niño crece debemos ir enseñándole algunos aspectos claves como el gusto por el baño, cepillarse los dientes desde que aparecen por primera vez, lavar sus manos y cara. Sin embargo, exagerar y desinfectar todo el ambiente hará su sistema inmune menos resistente al entorno. Además, recuerda que a medida crecen querrán tomar cosas del suelo, jugar con tierra, etc., y eso es parte natural del proceso de desarrollo y crianza.

Recomendaciones adicionales

  • Utiliza productos de higiene con poca o sin fragancia y de ser posible sin compuestos químicos.
  • La ropa siempre debe estar seca y no la laves con jabones abrasivos o muy aromáticos.
  • Cuando limpies tu casa evita utilizar productos abrasivos que dejen restos en las superficies cercanas al bebé.

Sigue estos consejos y disfruta de tu bebé, la experiencia de ser mamá es única.

Ultima actualización el 23 de noviembre del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5