Lactancia: los mejores consejos para alimentar al bebé

Sin duda debes saber que la lactancia materna es el mejor de los alimentos para tu bebé, además favorece el desarrollo, disminuye los riesgos de infecciones, enfermedades y protege contra el síndrome de muerte súbita y alergias. Para la mamá reduce las probabilidades de padecer hemorragia postparto, cáncer de mama, de ovario y contrae el útero.

Toda mamá puede amamantar, sin importar el tamaño o forma de su pecho, pero también es cierto que los primeros días puede ser un desafío. Lo importante es mantener la calma, dejar que el cuerpo del niño responda naturalmente y seguir algunos consejos de lactancia como los que te dejamos a continuación.

Intenta dar pecho lo antes posible

Ya sea directamente en la sala de parto o al menos durante su primera hora de nacido, pues es durante ese momento que estará más despierto y su instinto de succión será más fuerte, además la producción de la leche se estimulará. No te preocupes, al principio podrá ser una gota, más que suficiente para comenzar el aprendizaje.

La postura correcta

Esto es lo principal para evitar el dolor y que el pezón se lastime. La correcta posición es con la boca abierta a unos 180° y los labios evertidos para que pueda abarcar toda la areola. Eso de hacer pinza con los dedos obstruye los conductos y favorece un mal agarre. El pezón debe quedar al nivel de la nariz o del labio superior y aproximar al bebé al pecho. La postura del cuerpo más convencional es aquella donde la barriga de la mamá se toca con la del bebé.

Deja que vacíe el pecho

Al final de la toma es cuando se concentra la mayor cantidad de grasa, por ello debes dejar que el bebé vacíe por completo un pecho antes de ofrecerle el otro pues quedará más satisfecho. Esto ayuda a espaciar las tomas.

Dale de mamar a demanda

Es el bebé quien condiciona las veces que necesita comer, especialmente cuando son recién nacidos. Sin embargo, poco a poco irá estableciendo un hábito. Al principio necesitará tomas más frecuentes y luego las irá espaciando. Y solo a partir de los 6 meses puedes empezar a incorporar otro tipo de alimentos.

¿Qué hacer cuando debes ausentarte?

¡Tranquila! Muchas mamás deben trabajar o hacer salidas para sus actividades rutinarias. La solución es tener un succionador de leche eléctrico o succionador de leche manual y conservarla en la nevera para que tu pequeño se pueda alimentar en tu ausencia. La conservación es hasta de 4 horas y hasta de 6 meses si la congelas.

Los bancos de leche materna son una gran alternativa para cuando se empieza a trabajar, para salidas ocasionales, o para integrar a papá u otro integrante de la familia al momento de la lactancia, si que deje de tomar su leche materna. Y para ello los succionadores de leche son la opción ideal.

Lo que debes evitar

Todas las cosas que mencionaremos se consideran causa de fracaso de la lactancia, toma nota:

  • Ofrecer biberones o chupetes.
  • Querer establecer un horario fijo para amamantar.
  • Mala postura de lactancia.

Esperamos que estos consejos te ayuden a lograr una lactancia sencilla y placentera para ambos.

Ultima actualización el 23 de noviembre del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5