Centrifugadora de ensalada: ¿qué modelo elegir?

Para disfrutar de una buena ensalada, un punto importante es el lavado de las hojas. Pues debemos deshacernos de cualquier resto de suciedad o pesticidas antes de consumirlas. Si lavas las hojas simplemente colocándolas en un escurridor, no será posible eliminar toda el agua.

Esto puede hacer que la lechuga se vea mustia o que el sabor no sea el esperado. En este artículo, explicaremos todos los puntos que debes valorar en la compra de una centrifugadora de ensalada.

La centrifugadora de ensalada

La centrifugadora de ensalada es un aparato que sirve para eliminar el agua y el exceso de humedad que quedan en las hojas de lechugas, espinacas, hierbas y otras verduras después de lavadas.

Escurrir bien las hojas que vamos a emplear para preparar una ensalada es fundamental, pues de lo contrario el exceso de agua afectará a su sabor y apariencia. A continuación, te mostramos algunos de los modelos más vendidos para ayudarte a elegir mejor.

Las mejores centrifugadoras de ensalada

Los siguientes han sido seleccionados como los mejores modelos del mercado. ¡No te los pierdas!

La mejor relación calidad-precio

Centrifugadora para lechuga de acero inoxidable de gran calidad, muy fácil de usar y con capacidad para 3,25 litros. Este aparato se hará imprescindible en tu cocina, si te gusta disfrutar de unas buenas ensaladas. Incluye un colador de goteo y un bol con tapa.

El mejor modelo de gama alta

Con este aparato podrás limpiar y secar las hojas de lechuga fácilmente con solo accionar una palanca. Además, al pulsar el botón de freno, la centrifugadora se detiene al momento. Su recipiente fabricado en plástico libre de BPA puede usarse también como ensaladera.

El mejor modelo barato

Con esta gran centrifugadora con capacidad para 5 litros podrás escurrir más cantidad de lechuga o verduras de forma eficiente. Está fabricada con materiales de plástico seguros para tu salud y el medio ambiente. Disfruta de verdura fresca en cualquier momento al mejor precio.

Comparativo de centrifugadoras de ensalada

Dado que en el mercado encontrarás una amplia variedad de modelos, echa un vistazo a este análisis comparativo con las mejores centrifugadoras del momento:

MEJOR CALIDAD-PRECIO
Küchenprofi 13 7008 28 00 - Centrifugador para Lechuga...
Oxo Good Grips Centrifugadora Ensaladas Pequeña - 2,8...
EL MÁS BARATO
INTEY Centrifugadora Ensalada, Centrifugadora de...
Kitchen Craft - Centrifugadora para lechugas (19 cm)
Centrifugadora de ensalada - Küchenprofi
Centrifugadora de ensalada - Oxo Good Grips
Centrifugadora de ensalada - INTEY
Centrifugadora de ensalada - Kitchen Craft
Capacidad de 3,25 litros
Disponible en varias capacidades
Capacidad de 5 litros
Apta para lavavajillas
De acero inoxidable y material sintético
Libre de BPA
Modelo de vidrio
De acrílico
Diámetro de 24 cm
Diámetro de 24 cm
Diámetro de 23,5 cm
Diámetro de 19 cm
Nota: 9,5/10
Nota: 10/10
Nota: 9/10
Nota: 9,5/10
29,95 €
23,50 €
14,99 €
18,75 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Küchenprofi 13 7008 28 00 - Centrifugador para Lechuga...
Centrifugadora de ensalada - Küchenprofi
Capacidad de 3,25 litros
De acero inoxidable y material sintético
Diámetro de 24 cm
Nota: 9,5/10
29,95 €
Oxo Good Grips Centrifugadora Ensaladas Pequeña - 2,8...
Centrifugadora de ensalada - Oxo Good Grips
Disponible en varias capacidades
Libre de BPA
Diámetro de 24 cm
Nota: 10/10
23,50 €
EL MÁS BARATO
INTEY Centrifugadora Ensalada, Centrifugadora de...
Centrifugadora de ensalada - INTEY
Capacidad de 5 litros
Modelo de vidrio
Diámetro de 23,5 cm
Nota: 9/10
14,99 €
Kitchen Craft - Centrifugadora para lechugas (19 cm)
Centrifugadora de ensalada - Kitchen Craft
Apta para lavavajillas
De acrílico
Diámetro de 19 cm
Nota: 9,5/10
18,75 €

Por qué elegir una centrifugadora de ensalada

Si quieres preparar una rica ensalada, uno de los mayores factores para lograrlo es evitar que el agua se quede entre las hojas. Hoy en día, disponemos de artilugios sencillos y económicos que nos pueden ayudar en este propósito.

Para comer ensaladas siempre limpias

Las hojas de lechugas o espinacas —también las que vienen en bolsa supuestamente pre-lavadas— deben limpiarse en casa muy bien antes de su consumo. Esto es así, porque contienen restos de tierra, barro, pesticidas y, muchas veces, incluso insectos entre sus hojas.

Entre los recovecos de las hojas es posible que queden bacterias atrapadas que pueden hacer que nos enfermemos. Por ello, es muy importante que laves bien la lechuga antes de consumirla. También puedes emplear un poco de lejía desinfectante apta para alimentos.

Para ahorrar tiempo al preparar ensaladas

Si después de lavar la lechuga, sueles ponerla en un colador para que escurra toda el agua, tardará mucho más que si lo haces con una centrifugadora. Además, el resultado tampoco será tan bueno.

Estos aparatos giran a gran velocidad para escurrir hasta la última gota de agua, independientemente del sistema de rotación que emplee. Sin embargo, la velocidad depende en gran medida de la fuerza que dediques a girar la manivela. Si te decantas por un dispositivo automático, su batería hará todo el trabajo por ti, y mucho más rápido.

Para comer verduras siempre frescas

Las ensaladas son un plato muy versátil. Se puede añadir una gran variedad de alimentos, dependiendo de los gustos personales del consumidor.

Además, son recetas muy nutritivas llenas de vitaminas y minerales, y se pueden consumir solas o en guarnición. ¡Las opciones son infinitas!

Sin embargo, al lavar la verdura y no escurrirla del todo, las hojas pueden quedar acuosas e insípidas. Cuando escurrimos bien las lechugas, que suelen ser la base de toda ensalada, estas presentan un mejor aspecto, lo que las hace más apetitosas. Las hojas quedan más crujientes y con un color más vivo.

Las centrifugadoras de ensalada en oferta hoy

¿Estás buscando una centrifugadora de lechuga? Aprovecha las últimas ofertas de Amazon y consíguela al mejor precio:

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Centrifugadora para ensaladas grande de acero...
Centrifugadora para ensaladas grande de acero...
32 Opiniones 62,47 € 41,88 €
2 Emsa Basic Centrifugadora para Ensalada, Verde, 4 L
Emsa Basic Centrifugadora para Ensalada, Verde, 4 L
76 Opiniones 14,95 € 11,96 €
3 Centrifugadora para ensalada de gran capacidad (5L) -...
Centrifugadora para ensalada de gran capacidad (5L) -...
57 Opiniones 49,90 € 29,90 €

¿Cómo elegir una centrifugadora de ensalada?

Muchas veces nos lanzamos a por el primer modelo que vemos, sin pararnos a valorar las diferentes características que presenta. En la siguiente guía de compra encontrarás todos los aspectos que debes tener en cuenta al momento de la compra.

Su mecanismo de rotación

A la hora de adquirir uno de estos dispositivos, uno de los aspectos que tendrás que valorar es el mecanismo de rotación que emplea. El sistema más utilizado en la mayoría de los modelos es la manivela. Al darle vueltas a la manivela, el cesto girará y la velocidad a la que lo haga dependerá de la rapidez con la que tú la muevas.

En otros aparatos se activa tirando de un cordón, como es el caso del modelo Metaltex 25215, que puedes comprar a través de Amazon por solo 17 €. Algunos de los modelos más costosos cuentan con un motor y se puede programar la velocidad de giro, por lo que será mucho más cómodo para ti. En otros aparatos el sistema de rotación se activa al accionar una palanca que se mueve de un lado a otro.

Su material

Existen diferentes materiales que se utilizan en la fabricación de centrifugadoras de ensaladas. Este aspecto será uno de los que más incida en su precio final. Los modelos de acero inoxidable ofrecen una gran calidad y durabilidad al producto.

Son muy comunes también los dispositivos en plástico resistente libre de BPA. Estos modelos suelen ser más baratos, pero cuentan con el inconveniente de ser menos sólidos que los anteriores y, si cae al suelo por accidente, se puede romper. Si optas por uno de cristal o metacrilato tendrás el mismo problema, pero son muy adecuados para conservar comida en la nevera. Como ves, las opciones son variadas, por lo que podrás elegir ​el que mejor se adapte a tus necesidades.

Su tamaño

Existen modelos de diferentes dimensiones que pueden adaptarse mejor a las necesidades de cada familia y suelen rondar los 3 o 5 litros, con 19 o 20 cm de diámetro. Ten en cuenta el número de personas y la frecuencia con la que coméis ensalada en casa a la hora de adquirir uno de estos utensilios.

Si tienes una familia numerosa, puede que te interese adquirir un tamaño mayor para poder centrifugar más cantidad de lechuga de una vez y ahorrar tiempo. Las centrifugadoras utilizadas en hostelería son considerablemente más grandes. Suelen ir desde los 12 litros hasta los 25 litros, en algunos casos.

Sus funcionalidades

Algo muy útil que incorporan algunos modelos son los botones de freno que permiten abrir la tapa con seguridad y sin tener que esperar a que la cesta deje de girar por sí sola.

Otros accesorios muy adecuados, sobre todo, para garantizar la seguridad del dispositivo, son las bases de goma antideslizantes, que evitan que el bol se mueva mientras giramos la manivela.

Los aparatos multifunción son muy útiles, pues podemos utilizar el cesto como escurridor de pasta, de legumbres o de cualquier otro alimento. El recipiente donde cae el agua también se emplea como bol o ensaladera y, junto con la tapa, se pueden conservar mejor los alimentos que incorporemos.

Las diferentes centrifugadora de ensalada

Hoy en día se comercializan diferentes tipos de centrifugadoras. Sin embargo, a grandes rasgos podemos diferenciar dos clases:

Centrifugadora de ensalada manual

Por un lado, podemos encontrar los modelos manuales. Como hemos mencionado antes, estos aparatos incorporan un sistema de rotación que tú mismo tendrás que accionar para que se produzca el movimiento de la cesta y el agua caiga al otro recipiente.

Centrifugadora de ensalada eléctrica

Por otro lado, los modelos eléctricos funcionan con una batería o conectados a la corriente eléctrica.

De este modo, su motor gira de forma automática y tú no tendrás que hacer ningún esfuerzo.

Con solo presionar un botón, la cesta comenzará a dar vueltas. Además, en algunos modelos se puede programar la velocidad a la que quieres que lo haga, para mayor rapidez y comodidad de uso.

A la hora de decidir el mejor modelo para tu hogar, te recomendamos que te decantes por un aparato que ofrezca facilidades de uso y de limpieza. Es decir, debe desmontarse fácilmente para poder lavarla bien. Por otro lado, el sistema de rotación debe ser cómodo y ergonómico. No olvides consultar las opiniones de otros compradores, pues esta es la mejor forma de obtener una opinión objetiva de cualquier producto.

Mejores ventas de centrifugadoras de ensalada

Si aún no lo tienes claro, echa un vistazo a la lista con los modelos más vendidos del 2019:

Oferta
Kitchen Craft - Centrifugadora para lechugas (19...
(116)
Oxo Good Grips 1351580UK Centrifugador de...
(52)
Oferta
Centrifugadora para ensaladas grande de acero...
(32)
Oferta
Emsa Basic Centrifugadora para Ensalada, Verde, 4...
(76)

¿Cuánto vale una centrifugadora de ensalada?

Las centrifugadoras de ensalada no suelen ser aparatos muy costosos, pero como siempre, todo depende de la calidad de sus materiales y de la marca.

Uno de los modelos más vendidos es la Kitchen Craft que tiene 19 cm de diámetro y está fabricada en material acrílico transparente. Se puede comprar en Amazon por 18,71 €.

El modelo Oxo Good Grips con capacidad para 4,2 litros cuesta 28,71 € y también es uno de los aparatos mejor valorados por su diseño simple y compacto. Por otro lado, el modelo de Lacor 61405, fabricado en acero inoxidable, además de ser un modelo con buena calidad y diseño, es un aparato multiusos, pues permite utilizar el recipiente como ensaladera. Se puede encontrar en Amazon por 64,71 €.

Si buscas una centrifugadora de gran capacidad para uso profesional, el precio se elevará bastante más. Uno de los modelos más empleados en estos casos es la Dynamic Nutrition de 20 litros que cuesta 217 €.

¿Cómo usar una centrifugadora de ensalada?

El uso de este aparato varía según el modelo, sobre todo, si es manual o eléctrico. Sin embargo, en cualquiera de los casos, es un instrumento muy intuitivo y fácil de usar. Este dispositivo cuenta con un recipiente mayor que es donde caerá el agua y un cesto donde se coloca la lechuga o el alimento que se desee escurrir. El primer paso será lavar bien esas hojas y colocarlas en la cesta de la centrifugadora. Asegúrate de que respetas la capacidad máxima recomendada para que las hojas no queden apretadas y se puedan estropear con el movimiento.

Después, coloca la tapa de forma adecuada y acciona la palanca o gira la manivela para que la cesta empiece a moverse. Puedes detener la máquina con el botón de parada que incorporan algunos modelos, cuando consideres que la verdura está bien escurrida. Una vez que termines, retira la cesta del bol y tira el agua que ha quedado en el recipiente. Si no vas a consumir la lechuga en el momento, es mejor que la dejes en el bol cubierta con agua, para que se mantenga fresca durante más tiempo.

Ultima actualización el 11 de noviembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar