Guía de compra de calefactor: análisis y opiniones

Cuando llega el invierno, un calefactor eléctrico puede convertirse en tu mejor aliado.

Este tipo de equipos son una solución sencilla para calentar pequeñas estancias como la cocina, el baño y habitaciones.

Si estás pensando en comprar uno, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre ellos para que hagas una buena elección.

¿Qué es un calefactor?

Un calefactor es un aparato diseñado para suministrar un flujo de aire caliente de manera rápida y continua. Funciona gracias a un radiador y a un ventilador.

El primero se encarga de producir una fuente de calor y el segundo de calentar el aire y distribuirlo en el sitio donde se encuentra el equipo. Destaca por tener mucha potencia, por ser sencillo de manejar e instalar.

Los mejores calefactores del 2020

La mejor relación calidad-precio

Es un calefactor compacto con una potencia de 2000 W, que se puede regular en dos niveles gracias a su termostato. Cuenta con tres modos de funcionamiento. Se le puede considerar calefactor y aire acondicionado porque tiene una función de aire frío.

El mejor modelo de gama alta

Es un modelo compacto con una potencia de 2000 W y dos velocidades. Cuenta con la función Silence para reducir el nivel de ruido y con la función ventilador de aire frío. Es fácil de transportar gracias a que incluye un asa.

El mejor modelo barato

Es un calefactor con ventilador con potencia de 2000 W. Cuenta con un termostato regulable y dos modos: 1000 W y 2000 W. Tiene 3 funciones ajustables y un asa para facilitar su traslado de una habitación a otra.

Comparativo de los mejores calefactores

Si quieres comprar un calefactor de calidad, aquí encontrarás 4 modelos destacados que seguro te gustarán.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
Orbegozo FH 5129 Calefactor Compacto, 2 Niveles de...
Rowenta SO2320F2 Comfort Compact Calefactor 2000 W,...
EL MÁS BARATO
Cecotec Calefactor Vertical Ready Warm 9500 Force. 3...
Tristar KA-5039 Calefactor con ventilador eléctrico y...
Calefactor - Orbegozo
Calefactor - Rowenta
Calefactor - Cecotec
Calefactor - Tristar
Potencia de 1000 W a 2000 W
Potencia de 1000 W a 2000 W
Potencia de 1000 W a 2000 W
Potencia de 1000 W a 2000 W
3 modos de funcionamiento
Con 2 velocidades
Con tecnología Warm Space
Con 3 funciones ajustables
Sistema de protección contra sobrecalentamiento
Disponible en diferentes modelos
Protección contra el sobrecalentamiento
Disponible en diferentes modelos
Nota 9,5/10
Nota 10/10
Nota 9/10
Nota 10/10
14,95 €
29,99 €
15,95 €
16,19 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Orbegozo FH 5129 Calefactor Compacto, 2 Niveles de...
Calefactor - Orbegozo
Potencia de 1000 W a 2000 W
3 modos de funcionamiento
Sistema de protección contra sobrecalentamiento
Nota 9,5/10
14,95 €
Rowenta SO2320F2 Comfort Compact Calefactor 2000 W,...
Calefactor - Rowenta
Potencia de 1000 W a 2000 W
Con 2 velocidades
Disponible en diferentes modelos
Nota 10/10
29,99 €
EL MÁS BARATO
Cecotec Calefactor Vertical Ready Warm 9500 Force. 3...
Calefactor - Cecotec
Potencia de 1000 W a 2000 W
Con tecnología Warm Space
Protección contra el sobrecalentamiento
Nota 9/10
15,95 €
Tristar KA-5039 Calefactor con ventilador eléctrico y...
Calefactor - Tristar
Potencia de 1000 W a 2000 W
Con 3 funciones ajustables
Disponible en diferentes modelos
Nota 10/10
16,19 €

¿Por qué comprar un calefactor?

Calentar la vivienda durante los meses más fríos del año es una necesidad que no se puede pasar por alto. Lo mejor es optar por aparatos que ofrezcan la máxima eficiencia y efectividad, por ello los calefactores eléctricos son ideales.

Estos equipos se caracterizan precisamente por aumentar la temperatura de forma rápida. Si quieres calentar habitaciones pequeñas, un calefactor es el sistema más adecuado. Emiten un calor instantáneo que dura muy poco tiempo en el ambiente. Por ello, es más eficiente en espacios reducidos como un dormitorio, la cocina o el baño.

Otra de las razones que te harán elegir uno de estos aparatos es que son muy fáciles de utilizar y de transportar. Por ser portátiles, suelen ser de tamaño reducido, así que no tendrás problemas para buscarle un sitio. Su portabilidad también implica que no requieren de ningún tipo de instalación. Solo tienes que enchufarlos y listo.

Las mejores ventas de calefactor

¿Quieres comprar el mejor calefactor? Aquí encontrarás una selección con las mejores ventas del momento.

Oferta
Tristar KA-5037 Calefactor con ventilador...
Oferta
Rowenta SO2320F2 Comfort Compact Calefactor 2000...
Oferta
DH-QN05 Calefactor Portátil Eléctrico,PTC...
Cecotec Calefactor Ready Warm 9700 Dual. Apto para...

¿Cómo elegir un calefactor?

En el mercado existe una amplia variedad de calefactores. Por ello, elegir uno no siempre es una tarea sencilla. Para ayudarte en esta tarea te contamos cuáles son los aspectos más importantes que debes considerar para hacer una buena compra.

Potencia

Al momento de elegir un calefactor, el primer aspecto que deberás evaluar es su potencia. Pero para seleccionar la adecuada, debes tener en cuenta dos parámetros: el espacio que vas a calentar y el nivel de aislamiento de la habitación. Esto se debe a que la potencia debe estar ajustada a la estancia que quieras calentar.

La mayoría de los fabricantes recomiendan que la potencia en vatios (W) por metro cuadrado (m²) de superficie sea de 80W aproximadamente. Pero este cálculo va a depender también del nivel de aislamiento de la habitación.

Por ello, se estipulan los siguientes cálculos: 60 W / m² para viviendas con excelente aislación, 100 W / m² para viviendas bien aisladas, y 125 W / m² para viviendas mal aisladas o si es un calefactor para baño.

Para que tengas una idea, si la superficie de la habitación es de entre 12 y 16 m2, la potencia del calefactor debe ser de entre 1200 y 1500 W. Si el espacio tiene un tamaño de entre 24 y 28 m2, lo ideal sería hacerse con un modelo de entre 2500 y 3000 W.

Pero si supera los 40 m2, la potencia debería ser de 4000 W. No obstante, en estos casos sería mejor optar por un calefactor a gas u otro, ya que los eléctricos no son recomendados para espacios muy amplios.

Tamaño

Otro elemento importante a evaluar en este tipo de aparato es su tamaño. Los calefactores eléctricos, dado que están diseñados para calentar espacios pequeños, no suelen ser muy grandes. Por lo general, vienen en tamaños compactos, ya que así facilitan su traslado de un lugar a otro, así como su ubicación en cualquier lugar, incluso sobre una mesa.

Si tienes poco espacio, conviene que te fijes bien en sus dimensiones y en si puedes o no colocarlo en el suelo. Muchos modelos además pueden incluir ruedas para facilitar su movimiento de un lugar a otro. También puedes optar por un calefactor de pared para no tener que preocuparte por buscarle un espacio en la habitación.

Clasificación IP

Si quieres comprar un calefactor para baño de pared o portátil debes asegurarte de que esté protegido. Este tipo de aparatos cuentan con un certificado llamado Código IP (International Protection) que significa que están protegidos contra elementos extraños, que puede ser polvo, humedad o agua.

Si eliges un calefactor portátil es recomendable que elijas un nivel de protección de IP24, es decir a prueba de agua. Y es que al ser portátil significa que probablemente lo tendrás en un lugar accesible con mayor riesgo a que se moje y por ello, debes garantizar la seguridad con este certificado.

Existen muchos tipos de calefactores para baño, pero hay modelos más recomendados que otros. Para esta estancia, lo mejor es elegir un calefactor con ventilador, específicamente los calefactores cerámicos, ya que son los más eficientes. Otro modelo que se recomienda es el calefactor infrarrojo, que, aunque suele tener menos potencia, calienta con mucha rapidez y son calefactores de bajo consumo.

Tamaño del lugar a calentar

Cuando hablamos de la potencia, te contamos que este es un elemento que debes evaluar en función del tamaño del lugar que quieras calentar. Pero las dimensiones de este espacio no sólo te ayudarán a determinar qué potencia necesitas que tenga el aparato, sino que también te ayudará a elegir bien el tipo de calefactor que necesitas.

Los modelos eléctricos funcionan mejor en espacios reducidos como la cocina el baño. No se aconseja para espacios grandes por varias razones, pero una de las más importantes tiene que ver con el tema económico. Si tienes un espacio muy grande necesitarás un calefactor con mucha potencia y esto se traducirá automáticamente en un mayor gasto en electricidad.

Así que si necesitas calentar una biblioteca, comedor o habitación más amplia, lo mejor es que elijas otro tipo de sistema como los calefactores de aceite, ya que estos después de apagados continúan irradiando calor.

Consumo

Dado que el tema económico es importante cuando se trata de calefactores, también debes prestar atención al consumo que tiene el aparato que compres. Si quieres controlar tu gasto puedes elegir un calefactor eléctrico de bajo consumo, que generalmente son los cerámicos. Estos se caracterizan por ahorrar más energía.

Para controlar el consumo también debes asegurarte de seleccionar un modelo que cuente con termostato. De esta manera podrás regular el calor en función de lo que necesites y así ahorrar energía. El termostato se puede controlar de varias formas dependiendo del modelo: puede ser con una rueda de ajuste o en una pantalla LCD, en el caso de los más modernos.

Los diferentes modelos de calefactor

Además de evaluar los aspectos anteriores, al momento de elegir un calefactor deberás fijarte en su tipo. Debes tener en cuenta que cada uno cumple una función específica, por lo que es recomendable que tengas bien claras tus necesidades antes de elegir uno.

Modelo mini

Un calefactor mini es un radiador ultra compacto de peso ligero diseñado para conectarse de forma directa al tomacorriente.

Es un modelo muy práctico, ideal para llevarlo a la oficina o cuando se va de viaje.

También se puede usar en casa para calentar habitaciones pequeñas en poco tiempo.

Modelo portátil

Este tipo de calefactor de aire se caracteriza también por ser compacto y ligero, aunque ciertamente es un poco más grande que el modelo mini.

Aun así, no es aparatoso y puede transportarse cómodamente de un lugar a otro.

Se utiliza, sobre todo, como un sistema de calefacción complementario por su eficiencia.

Modelo industrial

El calefactor industrial es un aparato diseñado para ser usado en comercios y locales industriales de grandes tamaños.

Los calefactores eléctricos industriales también pueden ser portátiles o de fijación mural, según la necesidad del usuario.

Su potencia suele ser mayor a la de los modelos domésticos o minis.

Para elegir un buen calefactor te recomendamos prestar atención a su potencia y considerar el espacio que vas a calentar. Además, es buena idea comparar modelos para que elijas el más conveniente para ti.

Las promociones de calefactor del momento

Antes de elegir un calefactor, te recomendamos echar un vistazo a esta selección con las mejores promociones del momento.

#Vista previaProductoValoraciónPrecio
1 Tristar KA-5037 Calefactor con ventilador eléctrico y...
Tristar KA-5037 Calefactor con ventilador eléctrico y...
No hay valoraciones 17,95 € 10,50 €
2 Rowenta SO2320F2 Comfort Compact Calefactor 2000 W,...
Rowenta SO2320F2 Comfort Compact Calefactor 2000 W,...
No hay valoraciones 39,99 € 29,99 €
3 DH-QN05 Calefactor Portátil Eléctrico,PTC...
DH-QN05 Calefactor Portátil Eléctrico,PTC...
No hay valoraciones 59,99 € 22,99 €
4 Orbegozo FH-5028 Calefactor eléctrico con termostato...
Orbegozo FH-5028 Calefactor eléctrico con termostato...
No hay valoraciones 18,83 € 17,00 €

¿Cuánto vale un calefactor?

Otro factor a evaluar en la compra de un calefactor es su precio. Este debe ir acorde a las funciones que ofrezca el aparato y sobre todo adaptarse a tu presupuesto. Por fortuna el rango de precios de estos equipos es amplio, entre 10 y 300 euros, y además hay modelos bastante económicos de muy buena calidad.

Puedes encontrar, por ejemplo, un calefactor Orbegozo en menos de 15 euros como el modelo FH 5129, que cuenta con una potencia de 2000 W y dos niveles de ajuste. Si buscas un calefactor y ventilador, el calefactor Delonghi HTF3020 puede ser una buena alternativa. Tiene una potencia de 2000 W y es ideal para habitaciones de hasta 60 m³. Su precio es de 30 euros.

Hay modelos un poco más costosos como el calefactor Rowenta SO6510F2. Tiene una potencia de 2400 W y cuenta con un termostato con dispositivo mecánico anti-heladas. Se destaca porque es un calefactor silencioso y su precio ronda los 50 euros. Como puedes ver, si buscas un calefactor en Amazon, las opciones de precios pueden ser muy variadas. Así que es recomendable tomarse su tiempo y considerar los aspectos más importantes que debe tener el aparato para decidirse por uno.

¿Cómo funciona un calefactor?

El funcionamiento de un calefactor no es nada complicado. Ten en cuenta que su objetivo principal objetivo es reemplazar el aire frío que absorbe por uno caliente. Por esto se le conoce como calefactores de aire.

Para lograr esto utilizan una resistencia eléctrica o cerámica que se calienta con el paso de la corriente. Así, gracias a unos ventiladores, el aparato es capaz de devolver un aire caliente al exterior.

Este tipo de aparato trabaja por convección o calor radiante. Esto significa que utilizan la ley natural de que el aire caliente se eleva y luego, gracias a la convección natural, pueden mover el calor alrededor de la habitación para calentarla. Por ello, para un mejor rendimiento se recomienda que el calefactor se encuentre cerca del nivel del suelo.

¿Cómo limpiar un calefactor?

Antes de que llegue la temporada de frío es conveniente que le hagas un pequeño mantenimiento a tu calefactor eléctrico. Puedes hacerlo solo una vez al año y lo mejor de todo es que es muy sencillo.

Lo primero que debes hacer es limpiar el exterior del aparato. De hecho, esto es algo que puedes hacer con frecuencia para evitar mayor acumulación de polvo en el interior. Puedes pasar por un paño húmedo a esta parte y con un cepillo de cerdas suaves puedes ayudarte para quitar el polvo de las rejillas.

Una vez que lo hagas deberás girar el calefactor y quitar la carcasa. Para esto necesitarás un destornillador. Fíjate bien en el tipo de tornillos que tienes para que busques la herramienta adecuada. Cuando lo hayas abierto deberás retirar el polvo acumulado con un paño que esté ligeramente húmedo. Puedes ayudarte con bastoncillos de oídos para llegar a algunos huecos difíciles de alcanzar.

Ahora debes limpiar la resistencia del calefactor con el paño húmedo y después dejar que se sequen bien todas las piezas. Cuando estén bien secas, ya podrás atornillar la carcasa de nuevo y tu calefactor estará listo para usarse.

Ultima actualización el 30 de marzo del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar