Mejor radiador eléctrico: el comparativo

Los radiadores eléctricos son una alternativa cada vez más popular en muchos hogares. Y es que se trata de una forma de calefacción barata y muy eficiente.

Así que, si estás pensando en comprar uno de estos aparatos para tener en casa, te contamos todo lo que debes saber para qué elijas el modelo más adecuado.

¿Qué es un radiador eléctrico?

Un radiador eléctrico es un electrodoméstico diseñado para emitir calor, ya sea por radiación o convección.

Estos aparatos son capaces de aumentar la temperatura en el ambiente utilizando distintos sistemas de calefacción de acuerdo con el tipo o el modelo del radiador que sea. Destacan porque suelen ser equipos de bajo consumo energético.

Los mejores radiadores eléctricos

La mejor relación calidad-precio

Es un radiador de aceite con una potencia de 2000W. Cuenta con tres ajustes de potencia, función antiheladas, asa y ruedas que facilitan su traslado de un lugar a otro. Está hecho con una combinación de acero inoxidable y plástico.

El mejor modelo de gama alta

Se trata de un calefactor de vidrio de tipo convector con una potencia de 2000 W. Cuenta con un panel táctil LED, dos niveles de calor para ofrecer un bajo consumo, mando a distancia para mayor comodidad, así como con un temporizador de 24 horas.

El mejor modelo barato

Es un modelo de aceite que tiene 2200W de potencia. Viene con tres niveles de potencia, así como con un regulador para un bajo consumo. Incorpora 4 ruedas multidireccionales para facilitar su transporte e incluye un dispositivo de seguridad para la protección contra incendios.

Comparativo de radiadores eléctricos

Si quieres comprar el mejor radiador eléctrico, echa un vistazo a las características de estos 4 modelos seleccionados.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
De'longhi Dragon TRD04 0820 - Radiador de aceite, 2000...
Klarstein Bornholm • Radiador eléctrico •...
EL MÁS BARATO
AEG RA 5522 - Radiador de aceite, 2200 W, 11 elementos,...
Aigostar Black Forest 33JIF - Radiador de aceite con...
Radiador eléctrico Dragon - De'longhi
Radiador eléctrico - Klarstein
Radiador eléctrico - AEG
Radiador eléctrico - Aigostar
Potencia de 2000 W
Potencia de 2000 W
Potencia de 2200 W
Potencia de 2500 W
Con función anti-heladas
Con panel táctil LED
Con termostato regulable
Con 3 niveles de potencia
Disponible en varias versiones
Disponible en varias versiones
Disponible en varias versiones
Modelo de aceite
Nota: 9,5/10
Nota: 10/10
Nota: 9/10
Nota: 10/10
-
-
desde 97,79 €
129,99 €
59,99 €
74,39 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
De'longhi Dragon TRD04 0820 - Radiador de aceite, 2000...
Radiador eléctrico Dragon - De'longhi
Potencia de 2000 W
Con función anti-heladas
Disponible en varias versiones
Nota: 9,5/10
desde 97,79 €
Klarstein Bornholm • Radiador eléctrico •...
Radiador eléctrico - Klarstein
Potencia de 2000 W
Con panel táctil LED
Disponible en varias versiones
Nota: 10/10
-
129,99 €
EL MÁS BARATO
AEG RA 5522 - Radiador de aceite, 2200 W, 11 elementos,...
Radiador eléctrico - AEG
Potencia de 2200 W
Con termostato regulable
Disponible en varias versiones
Nota: 9/10
59,99 €
Aigostar Black Forest 33JIF - Radiador de aceite con...
Radiador eléctrico - Aigostar
Potencia de 2500 W
Con 3 niveles de potencia
Modelo de aceite
Nota: 10/10
-
74,39 €

¿Por qué comprar un radiador eléctrico?

Un radiador eléctrico es un dispositivo ideal para tener en casa en esos fríos días de invierno. Y es que gracias a ellos podrás conseguir una temperatura agradable en el ambiente de manera sencilla, rápida y eficiente.

Una gran ventaja es que existen radiadores eléctricos de bajo consumo, lo que significa que la eficiencia energética está garantizada. Además, estos aparatos resultan ser económicos y su instalación es muy sencilla.

Los radiadores eléctricos, por lo general, son fáciles de transportar y existen múltiples modelos y diseños que se adaptan a las necesidades y gustos de los diferentes usuarios.

Estos equipos también destacan porque requieren de poco mantenimiento y no generan residuos. Son capaces de calentar espacios específicos en muy poco tiempo en el momento en que lo necesites y sus costes son relativamente bajos.

Los radiadores eléctricos en oferta hoy

Antes de elegir un modelo de radiador eléctrico, revisa esta selección con las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Cecotec  Ready Warm 5600 Space - Radiador de Aceite de...
Cecotec Ready Warm 5600 Space - Radiador de Aceite de...
60 Opiniones 39,99 € 31,99 €
2 Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio,...
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio,...
594 Opiniones 161,50 € 114,90 €
3 Orbegozo CV 2300 Convector, 2000 W
Orbegozo CV 2300 Convector, 2000 W
No hay valoraciones
4 Aigostar Pangpang 33IEJ - Radiador de aceite de 11...
Aigostar Pangpang 33IEJ - Radiador de aceite de 11...
No hay valoraciones 129,99 € 64,99 €
5 Tristar Ka-5911 Convector con 2 funciones, 1500 W,...
Tristar Ka-5911 Convector con 2 funciones, 1500 W,...
160 Opiniones 42,04 € 34,99 €

¿Cómo elegir un radiador eléctrico?

Al buscar un radiador eléctrico, notarás que hay muchos modelos diferentes. Algunos pueden parecer iguales a simple vista, pero en realidad no lo son. Hay características que los hacen variar y debes fijarte en ellas para elegir el más adecuado para ti.

Potencia

Esta es una de las características más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un radiador eléctrico. La potencia de un radiador eléctrico se mide en vatios (W) y mientras mayor sea este número, mayor será la cantidad de calor que es capaz de emitir. Eso sí, debes tener en cuenta que esto también significa un mayor consumo eléctrico.

Por lo general, las potencias de los radiadores eléctricos convencionales oscilan entre los 600W y los 2000W. Una manera sencilla de estimar cuánta potencia necesitas para calentar de manera eficiente una habitación es considerar aproximadamente entre 70W y 80W por metro cuadrado. Pero también es necesario que consideres otros factores o características térmicas de los elementos dentro de la habitación, el tipo de clima y la orientación.

Cabe destacar que existen modelos de radiadores eléctricos que cuentan con un regulador de potencia para controlar de manera eficiente tanto el consumo como la temperatura y así poderlo adaptar a tus gustos y necesidades específicas.

Controles

Existen diferentes tipos de controles que harán más eficiente el funcionamiento de un radiador eléctrico. Lo usual es encontrar radiadores eléctricos con termostato, que permiten regular la calefacción a una temperatura ideal de acuerdo a tus necesidades.

Para controlar la temperatura de estos equipos se pueden contar con un termostato eléctrico, mecánico o digital. Este último el más eficiente y preciso, ya que regula la temperatura con una variación muy pequeña que, por lo general, es de más o menos 0,1º. También existen termostatos digitales con la función de programar las horas de encendido o apagado según se requiera.

Por otro lado, los radiadores eléctricos más actuales cuentan con sensores que detectan cuando la temperatura de la habitación está alta o muy baja. De esta manera, pueden regular de manera automática el suministro de energía dentro de la habitación o incluso apagarse evitando un gasto innecesario de consumo. Adicionalmente, los dispositivos más modernos pueden contar con conectividad WiFi para controlar los equipos a distancia y programar funciones de mucha utilidad.

Material

Otra característica importante en la que debes fijarte antes de elegir un radiador eléctrico es el material con el que están fabricados. De ellos dependerá la eficiencia en la conductividad y transferencia de calor, además de garantizar una buena calidad y vida útil prolongada para el equipo.

Están hechos con materiales como hierro fundido, acero, aluminio, cerámica, esteatita o piedra de lava. Todos estos materiales emiten, distribuyen y proporcionan el calor de manera distinta al aumentar progresivamente su temperatura, siendo unos más eficientes que otros. Por lo tanto, deberás fijarte bien en las propiedades de estos materiales para que a la hora de elegir todos los componentes del radiador eléctrico estos se ajusten a tus necesidades específicas.

Espacio disponible

Debes considerar el espacio disponible para saber con exactitud cuál es el radiador eléctrico que más se adapta a tus necesidades. El tamaño de este electrodoméstico debe poseer las dimensiones ideales para ubicarlo en los espacios de la casa de manera conveniente.

Puedes optar por radiadores horizontales, verticales o de zócalo, según te proporcione mayor comodidad dentro de la casa. Por lo general, los más utilizados son los radiadores eléctricos de pared horizontales. Estos son más anchos que altos, por lo que se adaptan fácilmente a la mayoría de los espacios.

Los modelos verticales cuentan con un diseño innovador y pueden ubicarse en otro tipo de espacios en donde los horizontales no se adaptan. Por otro lado, los radiadores bajos o de zócalo son más pequeños y discretos y se fijan a la altura del rodapié de la habitación.

Diseño

El diseño también juega un papel importante, ya que este debe adaptarse a la estética del hogar para que no desentone. Por fortuna, los hay de diseños muy variados, compactos y con características que proporcionan facilidades para su traslado de manera sencilla.

La elección entre uno y otro modelo dependerá, en parte, de tus gustos y necesidades. Pero lo más recomendable es que te hagas con un radiador eléctrico portátil acorde a las medidas y condiciones de tu hogar, que sea fácil de transportar y que puedas ubicarlo en el lugar que quieras sin que represente ningún problema.

Los diferentes modelos de radiadores eléctricos

Existen diferentes modelos de radiadores eléctricos con características, componentes y materiales distintos empleados para generar calor. Entre ellos se encuentra el radiador eléctrico convector, el radiador o panel radiante, el radiador eléctrico de inercia y el calefactor. A continuación, se mencionan las características más destacadas en cuanto al funcionamiento de cada uno.

Radiador eléctrico convector

Estos dispositivos calientan el aire por medio de una resistencia eléctrica. El movimiento de aire frío y caliente que se genera es el que se utiliza para difundir calor.

Este modelo es ideal para usarse en zonas pequeñas, porque ofrece un aumento rápido de temperatura, además de que son los más económicos. Como desventaja tiene que las corrientes de aire caliente generadas por los convectores levantan partículas de polvo que podrían perjudicar a las personas alérgicas.

Radiador de panel radiante

Estos modelos utilizan emisiones de rayos infrarrojos que difunden el calor por radiación. Es por ello que causan una sensación parecida a la que se siente cuando se está expuesto al sol.

Sus paneles se calientan por medio de una o varias resistencias eléctricas y una vez apagados dejan de emitir calor. Pueden proporcionar calor de manera rápida, pero es importante destacar que la radiación es capaz de calentar bastante las cosas que se encuentren dentro de su radio de alcance, por lo cual se debe tener precaución al utilizarlos.

Radiador eléctrico de inercia

Este tipo de radiadores resultan ser los más económicos. El calor puede almacenarse en un líquido caloportador o utilizando algún material sólido como la cerámica, el hierro fundido o la piedra volcánica.

Los aparatos que utilizan algún líquido son llamados radiadores de inercia líquida o radiadores eléctricos de aceite, ya que este es el fluido más utilizado para su funcionamiento. Los que emplean otro tipo de materiales que no involucran líquido se les llama radiador de inercia seca.

Se pueden dividir en dos tipos de radiadores: los de calor suave y los radiadores acumuladores. Los primeros cuentan con una resistencia que calienta un frontal radiante y una segunda resistencia que calienta el núcleo de inercia. Los segundos, los radiadores eléctricos acumuladores están hechos con materiales refractarios que almacenan el calor por mucho tiempo incluso estando apagados.

Calefactor

Los radiadores calefactores suelen ser utilizados en espacios reducidos como los baños. Cuentan con un sistema de ventilación que distribuye el calor generado a través de una resistencia.

Algunos de ellos combinan su tecnología con los radiadores convectores o los de paneles radiantes para aumentar la temperatura de forma más rápida. Otros incluyen calentadores con materiales como la cerámica disminuyendo considerablemente su precio.

Si estás pensando en comprar un radiador eléctrico, debes prestar atención a sus características claves como potencia y controles, así como a su tipo. Compara modelos para que puedas elegir el más conveniente según tus necesidades.

Las mejores ventas de radiador eléctrico

Si quieres comprar el mejor radiador eléctrico, echa un vistazo a esta selección con las mejores ventas del momento.

Oferta
Cecotec Ready Warm 5600 Space - Radiador de...
(60)
Oferta
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W,...
(594)
Oferta
Orbegozo CV 2300 Convector, 2000 W
Oferta
Aigostar Pangpang 33IEJ - Radiador de aceite de...

¿Cuánto cuesta un radiador eléctrico?

Uno de los aspectos que más interesa al momento de comprar cualquier electrodoméstico es el precio. Por fortuna, estos aparatos no son demasiado costosos, por lo que podrás conseguir buenas opciones a precios asequibles. De hecho, puedes encontrar modelos desde apenas 30 euros y los más caros apenas llegan a los 200 euros.

Un radiador eléctrico Orbegozo como el modelo REH 500 con potencia de 500W puede costar poco más de 40 euros y el modelo AEG RA 5522 casi 60 euros. Otra opción un poco más costosa puede ser el radiador eléctrico Haverland, un emisor térmico de 1500W, que cuesta casi 120 euros.

¿Cómo funciona un radiador eléctrico?

Cada radiador eléctrico tiene un funcionamiento distinto dependiendo de su tipo y de sus materiales de fabricación. Todos estos aparatos se conectan a la corriente para obtener la energía necesaria para transmitir calor. Es decir, la energía eléctrica se convierte en energía térmica para luego ser transformada en calor.

A este efecto o fenómeno se le llama Joule. El calor generado por este efecto mediante la circulación eléctrica a través de un conductor permite que el aparato emita calor al espacio por medio de convección, radiación o por la combinación de ambos procesos.

Ultima actualización el 18 de noviembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5