Placa solar: nuestros consejos para los principiantes

La instalación de placas solares es una de las mejoras para el hogar que más se están implementando en los últimos tiempos. Los paneles solares aumentan el valor de la casa y permiten ahorrar en las facturas, por lo que supone toda una inversión.

Si es la primera vez que vas a instalar placas solares, te traemos una serie de consejos útiles para que el proceso sea un poco más fácil (y menos aterrador).

Ten en cuenta el espacio que tienes disponible

Antes de empezar a invertir tiempo y dinero en la instalación de paneles solares, piensa en el espacio que tienes disponible para ellos. Tu consumo de electricidad te dará una idea sobre cuántos paneles necesitarás, y luego tendrás que pensar en dónde ponerlos.

También debes estudiar el movimiento del sol y ver si la ubicación de tus paneles solares obtendrá luz solar constante. Evita colocar los paneles solares en la sombra o en áreas que no dé mucho el sol durante el día.

El sol sale por el este y se pone por el oeste. Esto significa que los paneles orientados al este generarán más energía por la mañana; mientras que los paneles orientados al oeste generarán más energía por la tarde. Los paneles orientados al norte son los que más energía generan en general, pero menos por la mañana y por la tarde en comparación con los orientados al este y al oeste respectivamente.

Calcula tus necesidades energéticas

Puedes calcular tus necesidades energéticas sacando la media de kWh de tus facturas de electricidad. Asegúrate de tener en cuenta las necesidades energéticas de cada estación. Además, tendrás que calcular cuánta energía se gasta en calentar el termo eléctrico con energía solar.

Después de calcular el número de paneles que se necesitarían para producir la cantidad de electricidad que consumes, establece un presupuesto realista mirando sistemas comparables.

Investiga sobre los aparatos que funcionan con luz solar

Una forma fácil y económica de poder aprovechar las ventajas de la energía solar sin tener que hacer una gran inversión es obtener aparatos para el hogar que funcionen con esta energía.

Por ejemplo, los calentadores, las cocinas, las duchas o los radiadores eléctricos solares pueden ayudarte a tener agua caliente o a calentar la estancia sin hacer uso de otras energías o combustibles.

Son aparatos sencillos que recogen el calor del sol, incrementan o mantienen la temperarura del agua y funcionan con el mismo principio de los colectores solares térmicos.

Ultima actualización el 02 de julio del 2022