Wifi y Bluetooth: las normas de la portabilidad inalámbrica

Cada vez son más los dispositivos que pueden establecer conexiones inalámbricas para la transferencias de datos y la conexión a la red de Internet. De esta manera, los equipos electrónicos portátiles pueden utilizarse de manera cómoda prescindiendo de cables que puedan limitar sus movimientos.

Aunque existen varios tipos de conexiones inalámbricas, las más populares son el Wifi y el Bluetooth. Estas redes también son conocidas como Wireless Personal Area Network (WPAN) para la conexión Bluetooth y Wireless Local Area Network (WLAN) para la red Wifi. Conoce todo sobre ellas.

Conexión Bluetooth

La tecnología Bluetooth permite establecer conexiones de corto alcance entre 2 o más dispositivos. Los equipos electrónicos emiten señales por radio frecuencia en una banda de 2.4 Ghz que hacen que no necesiten de una línea de visualización directa para la conexión.

La mayoría de los equipos electrónicos cuentan con esta tecnología para transferir datos, archivos de audio y vídeo, así como controlar otros componentes de manera remota. También es posible comprar un altavoz Bluetooth para conectarlo al móvil o utilizar auriculares de forma inalámbrica siempre y cuando los aparatos tengan perfiles compatibles.

Normativas y estándares Bluetooth

La conexión Bluetooth se divide en tres clases dependiendo de su rango de conexión. Los de clase I tienen alcances de hasta 100 metros, los de clase II alcanzan entre 15 y 20 metros y los de clase III alcanzan entre 1 y 10 metros.

El Bluetooth además puede eludir ciertas interferencias haciendo múltiples saltos de frecuencia de 1Mhz entre bandas de 2.402 Ghz y 2.480 Ghz. De esta manera un dispositivo puede hacer hasta 1600 saltos por segundo.

De acuerdo a la normativa universal, el Bluetooth trabaja con el estándar de conexión inalámbrica IEEE 802.15, que está orientado en velocidades de transferencia de hasta 16 Mbps (megabits por segundo). Este estándar tiene diferentes versiones que modifican algunas características en los protocolos de seguridad y las velocidades de conexión.

Conexión Wifi

Es empleada para conformar una red doméstica de manera inalámbrica a través de ondas electromagnéticas. Para ello, es necesario disponer de un router Wifi que sirva como punto de acceso a la red de Internet del hogar. Con este dispositivo es posible conectar múltiples dispositivos como móviles, smart tv, tablets y ordenadores portátiles. La conexión puede hacerse en frecuencias de 2.4 Ghz o 5Ghz dependiendo del modelo del router.

A pesar de que cubre grandes distancias, es posible que existan interferencias que reduzcan su alcance. Para ello, pueden utilizarse repetidores Wifi en lugares estratégicos para ampliar la señal o usar un adaptador PLC que transfiere la conexión de Internet a toda la red eléctrica del hogar. De esta manera es posible conectar un segundo receptor PCL en las áreas donde no llegue la señal Wifi.

Normativas y estándares Wifi

Los estándares que regulan y constituyen los protocolos de conexión Wifi son los IEEE 802.11, que cuentan con diversas variaciones en las velocidades de transferencia de datos, rangos de alcances y frecuencias.

El estándar más antiguo es el IEEE802.11a y alcanza una velocidad teórica de 54 Mbps, utiliza frecuencias de 5 Ghz y tiene alcances alrededor de los 10 metros dependiendo del componente Wifi utilizado. El estándar IEEE802.11g es el más común y alcanza velocidades similares al primero, pero en frecuencias de 2.4 Ghz.

El más moderno es el estándar IEEE 802.11ac que alcanza una tasa elevada de transferencia de hasta 1Gbps. Algunos estándares pueden trabajar tanto en bandas de 2.4 Ghz y 5 Ghz y es compatible con todo tipo de estándar y con alcances que superan los 100 metros.

Ultima actualización el 24 de noviembre del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5