Guía de compra de fresadoras: análisis y opiniones

En el mundo del bricolaje y de la carpintería hay herramientas que resultan imprescindibles como las fresadoras.

Si estás pensando en comprar uno de estos aparatos, debes saber que no todos son capaces de ofrecer los acabados que buscas. Por ello es importante que sepas cómo elegir el modelo más adecuado.

¿Qué es una fresadora?

Una fresadora casera es una máquina eléctrica de corte rotativo que sirve para trabajar con distintos materiales como madera, acero, hierro, materiales sintéticos y metales no férricos.

Está compuesta por una cuchilla, llamada fresa, de alta velocidad, que le permite realizar diferentes tipos de cortes, ranuras, tallados o canales sobre las superficies.

Las mejores fresadoras

La mejor relación calidad-precio

Es una fresadora Einhell con una potencia de 1200 vatios que permite regular las revoluciones por minuto. Tiene un mango ergonómico con empuñadura blanda. Tiene pinzas de apriete de 8 mm y 6 mm e incluye un práctico adaptador de aspiración.

El mejor modelo de gama alta

Es una fresadora de superficie con una potencia de 1200 vatios con 28000 RPM. Ofrece un sistema de pre ajuste de velocidad para elegir según el material e incluye varios accesorios como guía paralela, fresa de 8 mm, anillo copiador, adaptador para extracción de polvo, etc.

El mejor modelo barato

Es una fresadora de cantos con una potencia de 530 vatios y 30000 RPM. Tiene una pinza de 6 mm y una base plana ajustable en altura. Cuenta con una base transparente que permite ver con claridad la pieza de trabajo.

Comparativo de las mejores fresadoras

Si quieres comprar la mejor fresadora, echa un vistazo a las características de estos 4 modelos seleccionados.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
Einhell RT-RO 55 Fresadora, 1200 W, 230 V, control...
Bosch POF 1200 AE - Fresadora de superficie  (1200...
EL MÁS BARATO
Makita 3709 Herramienta, 530 W, Negro, Azul, 0
Fresadora, 2 Pinzas 1/4", 1/8", Compatible Fresa de...
Fresadora - Einhell
Fresadora - Bosch
Fresadora - Makita
Fresadora - TACKLIFE
Potencia de 1200 W
Potencia de 1200 W
Potencia de 530 W
Potencia de 600 W
Bloqueo del husillo
Preajuste de velocidad
Cantos de 6 mm
Con fresa de 6 mm
Profundidad de fresado regulable
Sistema SDS de Bosch
Modelo eléctrico con cable
Modelo multi-funcional
Nota: 9,5/10
Nota: 10/10
Nota: 9/10
Nota: 10/10
78,20 €
101,00 €
65,50 €
59,99 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Einhell RT-RO 55 Fresadora, 1200 W, 230 V, control...
Fresadora - Einhell
Potencia de 1200 W
Bloqueo del husillo
Profundidad de fresado regulable
Nota: 9,5/10
78,20 €
Bosch POF 1200 AE - Fresadora de superficie  (1200...
Fresadora - Bosch
Potencia de 1200 W
Preajuste de velocidad
Sistema SDS de Bosch
Nota: 10/10
101,00 €
EL MÁS BARATO
Makita 3709 Herramienta, 530 W, Negro, Azul, 0
Fresadora - Makita
Potencia de 530 W
Cantos de 6 mm
Modelo eléctrico con cable
Nota: 9/10
65,50 €
Fresadora, 2 Pinzas 1/4", 1/8", Compatible Fresa de...
Fresadora - TACKLIFE
Potencia de 600 W
Con fresa de 6 mm
Modelo multi-funcional
Nota: 10/10
59,99 €

¿Por qué comprar una fresadora?

Sin importar si eres un profesional de la carpintería o solo un apasionado por este tipo de tareas, necesitarás una fresadora. Estas herramientas ofrecen grandes ventajas debido a su precisión y versatilidad de uso. Te será de mucha ayuda para realizar molduras decorativas, acanaladuras, surcos rectos o en curvas y para realizar cortes.

Con las fresadoras de mano podrás hacer de forma rápida y sencilla trabajos que suelen tomar más tiempo. Además, destaca porque es muy fácil de controlar y manejar a pesar de que es una máquina más o menos grande. Lo mejor de todo es que es un aparato muy seguro, aunque para ello debes tener en cuenta las recomendaciones de seguridad del fabricante para evitar accidentes.

Las promociones de fresadoras del momento

Antes de elegir una fresadora, te recomendamos revisar esta selección con las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Einhell TC-RO 1155 E Fresadora, 1100 W, 230 V, 7...
Einhell TC-RO 1155 E Fresadora, 1100 W, 230 V, 7...
183 Opiniones 69,95 € 59,90 €
2 Black+Decker KW1200EKA-QS - Fresadora de 1200 W con...
Black+Decker KW1200EKA-QS - Fresadora de 1200 W con...
2 Opiniones 99,95 € 95,41 €

¿Cómo elegir una fresadora?

Al momento de comprar una máquina de estas es probable que tengas algunas dudas. ¿Debo comprar una fresadora para madera o una fresadora para metal? ¿O quizá sea mejor elegir una fresadora para toda ocasión? Más allá de esto también deberás fijarte en otros aspectos. A continuación, te contamos cuáles son los más importantes.

Potencia

La potencia es un elemento esencial en esta máquina, porque determina su capacidad de trabajo. Dependiendo del material con el que vayas a trabajar necesitarás una potencia mayor o menor.

La mayoría de las fresadoras las puedes encontrar en potencias de entre 1000 y 2000 vatios, aunque hay modelos de entre 500 y 1000 vatios que son muy útiles para materiales más blandos.

En cualquier caso, para trabajar maderas blandas, bastará con un modelo con una potencia de unos 1000 o 1200 vatios. Pero si vas a utilizar la herramienta para maderas macizas u otros materiales de mayor dureza como metales, plásticos u otros, seguramente vas a necesitar una potencia superior.

Velocidad

Otro aspecto que debes considerar es la velocidad de la máquina. Esta se mide en revoluciones por minuto (RPM) y debe ser de 20.000 RPM como mínimo, ya que es lo que se considera una velocidad aceptable.

Además, es importante que pueda controlarse para adaptar el trabajo al material que se esté utilizando de acuerdo a su dureza y grosor.

Si vas a trabajar con materiales más blandos como la madera, debes utilizar las velocidades más altas. Pero cuando se trabaja con materiales como metales o plásticos lo mejor es usar velocidades más bajas porque así evitarás que las piezas se dañen con la temperatura que genera la fresa cuando entra en contacto con el material.

Diámetro del casquillo

Este es el lugar donde se acoplan las fresas. Por ello, el diámetro del casquillo determinará el tipo de fresas que se pueden usar en la fresadora. Estos pueden tener los siguientes tamaños: 6, 8 y 12 mm.

Los casquillos con un diámetro más grande permiten usar fresas de mayor grosor, las cuales son utilizadas para trabajos que requieren mayor potencia. Pero si piensas usar tu máquina para trabajos de bricolaje que ameriten menor potencia, bastará con un casquillo con un diámetro de 6-8 mm, que son los más comunes.

Manejabilidad

Estas herramientas no son especialmente difíciles de manejar, pero es importante tener cierta pericia al momento de usarlas. En caso de que sea tu primera fresadora o aún no estés muy acostumbrado a su uso, lo más recomendable es que elijas un modelo que sea cómodo de usar.

Para ello debes asegurarte de que la máquina cuenta con un mango ergonómico para facilitar su agarre. También es aconsejable elegir un modelo que incorpore un control anti-vibración, de esta manera el uso de la fresadora será más sencillo para manos inexpertas.

Peso

Dado que las fresadoras son herramientas que deben manejarse con las manos es necesario que tengan un peso equilibrado para que su uso sea el adecuado.

En este caso, más grande no necesariamente significa mejor, ya que una fresadora pequeña generalmente tendrá un menor peso y será más fácil de manipular.

No obstante, debes tener en cuenta que para que una máquina tenga el peso adecuado debe ser lo suficientemente ligera como para ser manejada de manera fácil y a la vez suficientemente pesada como para ofrecer un trabajo estable. Por lo general, los modelos más potentes son los más pesados. En cualquier caso, para que tengas una idea, las fresadoras domésticas suelen tener un peso que oscila entre los 2.3 y los 4 kilogramos.

Accesorios

Estas herramientas admiten un sinfín de accesorios y sistemas para facilitar y ampliar su uso. Dependiendo del modelo que elijas, puede que se incluyan algunos elementos y en otros casos deberás comprarlos por separado de acuerdo a tus necesidades.

Uno de los accesorios más importantes son las guías, las cuales permiten fijar la máquina a un carril y así trabajar sobre él.

Otro elemento que vale la pena tener es el aspirador de polvo. Con esto podrás aspirar fácilmente el polvo generado durante el fresado. También puedes encontrar modelos con husillos de recambio, que son las tuercas que sujetan la fresa en la máquina.

Los diferentes modelos de fresadora

Las fresadoras se pueden categorizar de diferentes formas según varios factores: la orientación de la herramienta, por ejemplo, o el tipo de trabajo que hacen. Estas son algunas de las más conocidas y comunes.

Fresadora universal

En el mundo de las fresadoras, puedes encontrarlas principalmente de dos tipos según la orientación del eje de giro: estas son las verticales y las horizontales.

Las fresadoras verticales son ideales para hacer trabajos de perforación, mientras que las fresadoras horizontales son para hacer trabajos de ranuras.

Teniendo esto en cuenta, una fresadora universal es una máquina que combina el trabajo de ambos modelos. Suelen ser más costosas, pero son mucho más versátiles.

Fresadora de superficie

Este modelo son herramientas versátiles que destacan por tener un mecanismo de accionamiento directo, es decir, que no utiliza una reductora, sino que utiliza las altas revoluciones del motor universal para accionar la fresa.

Esta máquina permite fresar orificios alargados y ranuras, biselados y bordes, hacer fresado ornamental, de marcos, de encaje, etc.

Fresadora engalletadora

Este es un tipo de máquina especial de fresadora cuya función es ensamblar dos piezas de madera con una galleta.

Es decir, como tacos planos como forma de disco ovalado y pueden ser de diferentes maderas: de haya, de fresno o contrachapada comprimida.

Ahora que sabes todo sobre las fresadoras, podrás elegir el modelo más conveniente para ti. Presta atención a sus características principales como potencia, velocidad y accesorios para que hagas la mejor compra.

Las mejores ventas de fresadora del 2019

Si quieres comprar una buena fresadora, revisa esta selección con las mejores ventas del momento.

Optimum 3338155 MH 25 V Fresadora, 1.5 kW
(1)
Oferta
OPTIMUM 3336090 Optimum MT 60 Fresadora, 400 V
(1)
Oferta
Einhell TC-RO 1155 E Fresadora, 1100 W, 230 V,...
(183)
Oferta
Black+Decker KW1200EKA-QS - Fresadora de 1200 W...
(2)

¿Cuánto cuesta una fresadora?

Los precios de las fresadoras varían según el tipo de herramienta, la potencia, la marca y hasta los accesorios. No obstante, debes saber que sus precios oscilan entre los 70 euros las fresadoras baratas y los 300 euros las más costosas o de alta gama.

Si buscas fresadoras en Amazon podrás encontrar muchos modelos acorde a lo que necesitas. Si necesitas una máquina sencilla, la fresadora Black and Decker KW712-QS de 650 vatios es una gran opción porque cuesta menos de 65 euros. Una fresadora Bosch como el modelo POF 1200 AE, de 1200 vatios, te costará un poco más: alrededor de 100 euros.

Un modelo mucho más costoso es la fresadora Makita RP2300FCX, que tiene una potencia de 2300 vatios. Ofrece una gran precisión de corte y una gran ergonomía y su precio supera los 400 euros.

¿Cómo usar una fresadora?

Utilizar una fresadora no es muy complicado. Sin embargo, lo más recomendable es que antes de usarla por primera vez, leas bien las indicaciones del fabricante. En todo caso, la mayoría de los modelos pueden usarse siguiendo unos pasos comunes.

  • Monta la fresa a utilizar; para ello debes asegurarte de que la máquina esté desenchufada. También debes bloquear el eje que viene incluida con la herramienta con la llave fija.
  • Luego, debes apretar la tuerca para verificar que la fresa quede bien montada.
  • Gradúa la profundidad de corte de la máquina.
  • Asegúrate de que la pieza sobre la que vas a trabajar esté bien sujeta; recuerda que la fresadora trabaja a muchas revoluciones.
  • Al momento de usar la máquina, el recorrido debe ser continuo, sin pausa.
  • Debes colocar la fresadora al principio de la madera y luego bajar el bloque motor hasta la profundidad que quieras para luego bloquearla ahí.
  • Hecho esto ya podrás poner en marcha la fresadora.
  • Es importante que siempre dirijas la máquina, ya que el motor gira en sentido único.
  • Una vez que llegues al final de la madera, debes sacar la fresadora y pararla.
  • Desenchufa la máquina y bloquea el motor.

¿Cómo limpiar una fresadora?

Las fresadoras son máquinas muy duraderas cuyo mantenimiento no supone un problema. En la parte exterior se le puede pasar ocasionalmente un paño húmedo, siempre con el equipo desconectado. En el caso de los dispositivos de corte, de tallado, etc, no hay mucho que limpiar.

No obstante, debes saber que cada aparato es distinto, por lo que lo más recomendable es leer siempre las instrucciones del fabricante para verificar qué aconseja para el mantenimiento regular de la fresadora.

Ultima actualización el 26 de agosto del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar