¿Cómo protegerte la piel del sol?

Está comprobado que si no cuidamos nuestra piel del sol podemos sufrir graves complicaciones en un futuro. Una de las peores consecuencias es el cáncer de piel por exponernos a los rayos UV sin protección.

Afortunadamente, existen formas de evitar las consecuencias en la piel. Aquí te contaremos cuáles son y cómo debes protegerte del sol.

La exfoliación

La exfoliación es un proceso necesario para todas las pieles, aunque no debes llevarlo a cabo todos los días. Al exfoliar tu piel lo que estás haciendo es quitar las células muertas y limpiarla. Nuestra piel está en contacto con partículas todo el tiempo, lo cual genera grasa, puntos negros, acné y otras complicaciones.

Para evitar esto, es importante que puedas limpiarla como corresponde. No obstante, es importante saber que no todas las pieles son iguales, pueden ser secas, mixtas o grasas. Según tu tipo de piel, el tipo de exfoliante que utilices puede ser diferente, así como la cantidad de días que podrás aplicarlo.

¿Cómo puedes exfoliar tu piel? Para limpiar por completo la piel puedes utilizar los dedos o los cepillos de limpieza facial. Estos últimos destacan por ofrecer cerdas suaves que pueden eliminar completamente la suciedad. Son aptos para todo tipo de piel y no tienen un precio alto. Funcionan con una batería que emite vibraciones y puede eliminar todas las células muertas.

El protector solar

Después de tu rutina de limpieza diaria, es importante aplicar un protector solar en la cara, cuello y demás zonas que estarán expuestas a los rayos UV. Ten en cuenta que el protector no solo se aplica cuando estás bajo el sol, sino en todo momento. Los dermatólogos recomiendan aplicarlo todos los días, ya que nuestra piel también está expuesta a todo tipo de luz que puede generar manchas en la piel, incluso en invierno.

Por ello, el protector solar es un producto que no puede faltar en tu rutina, te ayudará a prevenir manchas y enfermedades. Además, existen diferentes niveles de protección, si tienes la piel muy blanca o sensible es recomendable que utilices un factor superior a 50.

El jabón de limpieza facial

Por último, no olvides comprar un jabón de limpieza facial que puedas utilizar todas las mañanas y antes de irte a dormir.

Tanto el protector como la limpieza facial son pasos indispensables en una rutina de cuidados para tu piel. Los pasos diarios en los que se aplique estos dos métodos te brindarán una piel suave, hidratada y libre de manchas.

Ultima actualización el 01 de diciembre del 2021