Cuidado del cabello: nuestros consejos

Tener un cabello sano y sedoso depende del cuidado que le demos, pues sin importar cuántas veces vayamos al salón de belleza o utilicemos herramientas para moldearlo, nuestro pelo necesita un poco de mimo para mantenerse saludable y hermoso. ¿Cómo lograrlo? Te damos todos los consejos.

Cepilla tu cabello todos los días

Cuando cepillas tu cabello exfolias el cuero cabelludo y promueves una mejor circulación sanguínea lo que hace que el pelo crezca más rápido, adicional eliminas restos de productos y el pelo que está por caerse y son más débiles ayudando a que los más fuertes crezcan. Te recomendamos cepillarlo una vez al día con al menos unas 20 pasadas desde la raíz hasta las puntas.

Asimismo, cepilla tu cabello antes de lavarlo para desenredarlo y evitar que se quiebre cuando esté mojado. Ten en mente que el pelo mojado es más débil y propenso a romperse.

Lavarlo con agua tibia, no fría ni caliente

Cuando vayas a limpiar tu cabello lo mejor es hacerlo con agua tibia, porque cuando está caliente daña el pelo y a una temperatura muy fría no disuelve la grasa acumulada. Entonces, ajusta para que puedas lavarlo correctamente y si luego deseas cerrar la cutícula y estimular la circulación, disfruta un último aclarado con agua fría. Por último, desenreda con un peine de púas separadas para no maltratar el cabello mojado.

Utilizar aceites hidratantes

Productos como cremas, mascarillas y acondicionadores son siempre recomendables, pero los aceites naturales son los únicos con la capacidad de reponer la mayor cantidad de hidratación al cabello y no tener que pasar por la tijera para tener partes sanas en tu cabellera. Esto debes hacer especialmente si utilizar herramientas como el secador, la plancha de pelo alisadora, el cepillo alisador y el cepillo secador de pelo.

Toma aceite de oliva, de coco, de almendra o argán y aplícalo desde la raíz a la punta cubriendo toda la cabellera, deja actuar por al menos 20 minutos antes de lavar y colocar una toalla tibia alrededor para potenciar el efecto.

Escoge productos de acuerdo a tus necesidades

Existen productos de muy alta calidad en el mercado, pero la eficacia depende de quién lo use. Si la piel de tu cuero cabelludo es de color rosa entonces está saludable y podrás escoger productos para cabello normal. En cambio, si el tono de la piel es más grisáceo u opaco tienes el cabello seco, y si está amarillento necesitarás productos específicos para cada caso.

Ultima actualización el 15 de julio del 2024