Estrés y ansiedad: nuestros consejos para sentirse mejor

El estrés y la ansiedad son frecuentes en muchas personas. Además, un gran porcentaje de la población ha vivido momentos de ansiedad en algún momento de su vida. Es normal atravesar por períodos que los provocan, pero es importante entenderlos para evitar que manejen tus acciones y emociones.

Para poder controlarlos y manejarlos, te brindaremos una serie de consejos útiles que te ayudarán a sentirte mejor.

Identifica qué situaciones te provocan estrés y ansiedad

Muchas personas tienden a confundir la ansiedad con emociones parecidas. La ansiedad puede provocarte un sentimiento de miedo, temor e, incluso, provocar síntomas físicos como palpitaciones, naúseas o mareos. Si no aprendes a controlarla, puede derivar en un ataque de pánico.

Para aprender a manejar tanto el estrés como la ansiedad, es importante que reconozcas qué situaciones los provocan. El estudio, el trabajo, los cargos de mucha responsabilidad, la familia, las relaciones, el dinero, entre otros, son factores que pueden provocar que una persona se sienta estresada y ansiosa.

Identificar el factor causante será una herramienta de gran ayuda para intentar solucionar lo que te está sucediendo.

Aprende técnicas para manejarlos

Por otro lado, utilizar algunas técnicas de relajación puede ser muy útil para que estos momentos no te agobien y te nublen la mente. Es importante que te tomes una hora por día para sentirte relajado. Intenta apagar el teléfono durante este momento y alejarte del ruido.

Una herramienta recomendada por especialistas son los aparatos de masaje que pueden utilizarse en cualquier lugar. Entre estos encontramos los rodillos de masaje, los masajeadores cervicales y lumbares, que son herramientas que contribuyen a eliminar y aliviar el estrés y la ansiedad. Los rodillos de masaje son muy económicos y prácticos para aliviar tensiones y nudos de contractura. Son técnicas que consiguen un buen proceso de relajación.

Evita prácticas poco saludables

Cuando sientas que estás demasiado estresado o pasando por un momento de ansiedad, evita recurrir a hábitos poco saludables, como el tabaco, el alcohol o comer en exceso. Lejos de ayudarte, profundizarán el problema a largo plazo.

Por el contrario, intenta tomarte un tiempo para ti cada día. Practica yoga, escucha música, medita, date un masaje o aprende técnicas de relajación. Alejarse del problema ayuda a despejar la mente. Además, también es importante comer de forma equilibrada y saludable, limitar el alcohol y la cafeína, que pueden agravar la ansiedad y desencadenar ataques de pánico.

Nunca dejes de consultar con un especialista

Presta atención a la salud mental y no lo relegues a segundo plano. Es tan importante como la salud física, y si sientes que los problemas se agravan aún más no dejes de recurrir a un especialista. Sin duda, podrá ayudarte de manera segura a combatir estos problemas.

Ultima actualización el 04 de agosto del 2021