Higiene bucal: nuestros consejos para unos dientes sanos

Mantener una buena higiene dental es fundamental para conservar la dentadura por muchos años, evitar enfermedades bucales y estomacales. La salud bucodental tiene un gran impacto en la calidad de vida, junto con implicaciones psicológicas que tienen que ver con una buena autoestima. Por lo tanto, sigue los siguientes consejos para tener unos dientes sanos.

Cepillado después de cada comida

Crear una rutina de limpieza es el primer paso para unos dientes sanos. Lo primero que debes tomar en cuenta es que el sucio acumulado en los dientes se solidifica creando la placa, esta se expande por el diente hasta llegar a la raíz pudiendo crear infecciones serias que pueden llevar a una pérdida del diente.

Asimismo, la acumulación del sarro ocasiona problemas como la gingivitis, una inflamación de las encías y mal aliento o problemas más serios como la periodontitis que puede llevar la pérdida de todos los dientes. Entre más sucio más bacterias se acumulan en la boca causando mal aliento y provocando caries. Por ello, cepillar tus dientes luego de cada comida es algo que no debes olvidar. Si estás en la calle, cepilla tus dientes al llegar a casa.

Buena técnica de cepillado

Si usamos mal el cepillo o uno de cerdas muy duras podemos desgastar el esmalte y provocar debilitamiento de los dientes y hacerlo propenso a las caries y fracturas. La técnica adecuada es hacer un barrido desde la parte superior a la inferior de cada diente. Llegar a la encía es importante porque ahí es donde más se acumula la placa, igual limpiar los espacios entre dientes.

Los odontólogos siempre recomiendan usar el hilo dental, pero no siempre es fácil alcanzar las muelas posteriores, resulta mejor utilizar el cepillo de dientes eléctrico para remover todo el sucio del diente y luego el irrigador dental para que la presión del agua remueva la suciedad más escondida.

Beber mucha agua

Cuando bebes abundante agua produces más saliva, una sustancia natural que protege los dientes, evita que la placa se adhiera y reduce la proliferación de bacterias.

Elimina el hábito del tabaco

Fumar trae consigo varias consecuencias negativas para la salud bucal. La primera de ellas es el mal aliento, asimismo el tabaco produce muchas bacterias, caries, una mayor propensión a la periodontitis y reduce el oxígeno en los tejidos haciendo que las encías se infecten con frecuencia.

Visita el odontólogo una o dos veces al año

Las visitas para revisión y limpiezas profesionales son importantes para evitar problemas futuros. Igualmente ir al dentista ayuda a evitar la progresión de las caries y de la gingivitis ahorrándonos de tener que someternos a tratamientos complicados, dolorosos y costosos.

Sigue estos consejos sencillos y prácticos para tener una dentadura sana por muchos años.

Ultima actualización el 20 de septiembre del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5