Mejor alcachofa de ducha: el comparativo

Tomar una buena ducha en la mañana es importante para comenzar bien el día y en la noche para liberar estrés.

Pero si en tu baño sientes que el agua no sale con presión o no se administra como debería, la solución puede ser la instalación de una alcachofa. Si estás pensando en hacerlo, te contamos todo lo que debes saber sobre este tipo de grifería.

¿Qué es una alcachofa de ducha?

La alcachofa de ducha es básicamente el tipo de cabezal que elijas. Se trata del rociador de ducha capaz de adaptarse a las necesidades y gustos de cada usuario porque cuenta una manguera que le da movilidad.

Pueden utilizarse en cuartos de baño pequeños o grandes y los hay de muchos modelos con más o menos funciones. Su objetivo es distribuir el agua de manera uniforme en las distintas partes del cuerpo.

Las mejores alcachofas de ducha

La mejor relación calidad-precio

Es un modelo de mano o de techo que tiene una manguera flexible de 150 cm. Cuenta con 5 modos de chorro de agua y está hecho de acero Inoxidable. Es muy fácil de instalar.

El mejor modelo de gama alta

Es un modelo de mano que destaca por contar con un botón de «Stop”. Ofrece 5 tipos de chorro y tiene 61 agujeros. Está hecho de 100% ABS plástico y tiene una longitud de 235 mm. Cuenta con un sistema anti-calcificación para librarse de los depósitos de cal y demás suciedad.

El mejor modelo barato

También es un modelo de mano y cuenta con un mango ergonómico y práctico. Posee 4 tipos de chorro y tiene un anillo de silicona que protege el cabezal de la ducha. Tiene un diámetro universal, por lo que podrás instalarla en cualquier ducha.

Comparativo de las mejores alcachofas de ducha

Si deseas comprar la mejor alcachofa de ducha, echa un vistazo a las características de estos 4 modelos seleccionados.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
Alcachofa de Ducha de Mano, CompraFun Alcachofa con...
HOMELODY 5 funciones G1/2 Cromado Cabeza de Ducha Ducha...
EL MÁS BARATO
Rovtop Mano la Cabeza de Ducha Alcachofa de Ducha 4...
Alcachofa con Manguera 6 Modos de Chorro de Agua Cabeza...
Alcachofa de ducha - CompraFun
Alcachofa de ducha - HOMELODY
Alcachofa de ducha - Rovtop
Alcachofa de ducha - Homeg
Con 5 funciones
Con 5 funciones
Con 4 funciones
Con 6 funciones
Tubo flexible de 150 cm
Modelo anti-calcificación
Diámetro universal
Manguera flexible de 175 cm
De acero inoxidable
Disponible en diferentes versiones
Anillo de silicona
De acero inoxidable
Nota: 9,5/10
Nota: 9/10
Nota: 8,5/10
Nota: 10/10
-
17,99 €
20,99 €
6,99 €
34,99 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Alcachofa de Ducha de Mano, CompraFun Alcachofa con...
Alcachofa de ducha - CompraFun
Con 5 funciones
Tubo flexible de 150 cm
De acero inoxidable
Nota: 9,5/10
17,99 €
HOMELODY 5 funciones G1/2 Cromado Cabeza de Ducha Ducha...
Alcachofa de ducha - HOMELODY
Con 5 funciones
Modelo anti-calcificación
Disponible en diferentes versiones
Nota: 9/10
20,99 €
EL MÁS BARATO
Rovtop Mano la Cabeza de Ducha Alcachofa de Ducha 4...
Alcachofa de ducha - Rovtop
Con 4 funciones
Diámetro universal
Anillo de silicona
Nota: 8,5/10
6,99 €
Alcachofa con Manguera 6 Modos de Chorro de Agua Cabeza...
Alcachofa de ducha - Homeg
Con 6 funciones
Manguera flexible de 175 cm
De acero inoxidable
Nota: 10/10
-
34,99 €

¿Por qué comprar una alcachofa de ducha?

Las alcachofas de ducha no solo son instrumentos de gran utilidad para la higiene, sino también para conseguir un baño placentero. Y es que estos rociadores se caracterizan por poder adaptarse al cuerpo y a sus necesidades.

Son muy versátiles, sobre todo las de tipo movible, ya que al estar adheridas a una manguera podrás dispensar el agua uniformemente en cualquier parte del cuerpo. De hecho, esta es una de las mayores ventajas de esta herramienta, el alcance directo y corto que pueden tener. Con las alcachofas para duchas podrás dirigir el agua a zonas específicas, evitando incluso algunas que no quieres mojar, como el cabello, por ejemplo.

Por otro lado, puedes encontrar alcachofas de ducha antical. Estos son modelos que cuentan con un filtro especial, generalmente de carbón, para retener la cal, el cloro, los metales pesados y cualquier olor indeseado que pueda haber en el agua. Otra opción sería la alcachofa de ducha alta presión, gracias a las cuales podrás tener un baño relajante para activar tu circulación.

Una buena alcachofa de ducha puede incluso ayudarte con algunas enfermedades. Y es que hay alcachofas de ducha LED, capaces de crear una combinación de colores. Esto es parte de un tratamiento llamado cromoterapia, es decir, una terapia psicológica basada en el color cuyo objetivo es curar ciertas enfermedades.

Las alcachofa de ducha en oferta hoy

Antes de elegir una alcachofa de ducha, revisa esta selección con las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Vicloon Cabeza de Ducha, Alcachofa de Ducha con un...
Vicloon Cabeza de Ducha, Alcachofa de Ducha con un...
26 Opiniones 15,99 € 11,99 €
2 COMLIFE Alcachofa de Ducha, Placa de Ducha...
COMLIFE Alcachofa de Ducha, Placa de Ducha...
40 Opiniones 27,84 € 14,99 €
3 Cabezal de Ducha con 5 Modos de Spray con Manguera de...
Cabezal de Ducha con 5 Modos de Spray con Manguera de...
45 Opiniones 35,99 € 15,99 €
4 Amzdeal Alcachofa de ducha Cabezal de Ducha de Agua...
Amzdeal Alcachofa de ducha Cabezal de Ducha de Agua...
40 Opiniones 29,99 € 9,99 €
5 Alcachofa de Ducha, Magichome Cabezal de Ducha, Grifo...
Alcachofa de Ducha, Magichome Cabezal de Ducha, Grifo...
137 Opiniones 33,98 € 16,89 €

¿Cómo elegir una alcachofa de ducha?

En el mercado existen diferentes modelos de alcachofas de ducha. Puedes encontrar desde alcachofas de ducha infantiles, adaptadas para los más pequeños de la casa, hasta alcachofas ducha retro o alcachofas de ducha para exterior, en caso de que requieras una conexión de estas en tu jardín.

Pero más allá de los usos que puedes darle, es importante que al elegir una alcachofa de ducha lo hagas pensando en sus características técnicas, ya que de estas dependerá la comodidad y durabilidad del producto. Estos son los factores que debes considerar.

Diámetro del cabezal

Uno de los principales puntos a evaluar en una alcachofa de ducha es su tamaño. El cabezal de esta se mide en diámetro y puede ser mayor o menor según el modelo.

Si quieres una alcachofa de ducha con mucha presión, deberás elegir un modelo con un cabezal que sea pequeño, el cual te permitirá disfrutar de una ducha energizante. Pero si prefieres una alcachofa de ducha grande para conseguir un efecto más relajante, lo ideal es elegir un modelo de mayor diámetro.

La elección entre un modelo y otro depende de tus gustos, pero no es el único factor a considerar. Debes evaluar cuál es el caudal de agua que llega a tu casa. Si esta no es mucha, entonces necesitarás una alcachofa de ducha para poca presión de agua y para este caso en particular, las mejores son las de cabezal pequeño.

Número de orificios

La cantidad de orificios que tenga la alcachofa de ducha tiene una incidencia directa en la distribución del caudal de agua.

Por ello, la regla dice que mientras mayor sea el número de orificios, mejor será la ducha que tomes. Puedes encontrar alcachofas para duchas con hasta 70 orificios o más y muchos modelos permiten regular por qué orificios sale el agua, lo que significa que podrás abrirlos o cerrarlos a tu gusto.

Tipos de chorros

Este es un elemento que está relacionado con los orificios. Tal como te contábamos, algunas alcachofas permiten regular estos dichos orificios para que el caudal de agua salga en mayor o menor cantidad. Gracias a esto existen diferentes tipos de chorros, por tanto, al momento de elegir un modelo debes fijarte en qué posibilidades ofrece el modelo elegido.

Uno de los tipos de chorros más populares es el tipo lluvia, que tiene un patrón de bajo flujo, por lo general con un cabezal de ducha grande y una presión ligera. Es ideal para la relajación, las contracturas y para mejorar la circulación. También está el chorro de masaje, que ofrece varias opciones de presión ajustables y el Jet, que es un patrón de agua a alta presión, entre otros.

Materiales

El material con el que esté hecha tu alcachofa de ducha te definirá cuán duradera será, por lo que es clave elegir el de mayor calidad y resistencia.

Puedes encontrarlas de plástico de alta calidad, de acero inoxidable, níquel o bronce. Las alcachofas de ducha de bronce son ideales para quienes tienen una decoración retro y buscan una alcachofa de ducha vintage.

Lo importante es que el material elegido resista muy bien el paso del tiempo y que, por supuesto, no se oxide. El material obviamente influye en el precio, pero ten en cuenta que muchas veces es mejor invertir un poco más para tener la garantía que se adquiere un producto de alta calidad y con una larga vida útil.

Funciones

Más allá de si se trata de una alcachofa de ducha cuadrada, redonda, hexagonal, etc, debes prestar atención a las funciones con las que cuenta. Sí, y es que la función de estas herramientas no es solo rociar agua, sino que además pueden relajarte con música y luces.

Si eliges una alcachofa de ducha con música, por ejemplo, podrás escuchar tus canciones favoritas mientras te duchas o hasta tu podcast preferido. También puedes comprar una alcachofa de ducha con luz LED. Los colores le darán al baño un ambiente bonito y relajado y no tendrás que preocuparte por el gasto de electricidad, ya que estas suelen ser alcachofas de ducha de bajo consumo.

Ambas opciones anteriores son opciones, pero de lo que sí debes asegurarte es de elegir una alcachofa de ducha con filtro antical, sobre todo si vives en una zona en la que el agua tiene una alta concentración de cal. Gracias a estos filtros la cal se va acumulando en el interior de la alcachofa, así como el cloro y otros minerales, evitando que caigan en tu piel o en tu cabello.

Ahorro de agua

Si te preocupa el consumo excesivo de agua, hay formas de reducirlo. Por un lado, si eliges un modelo que te permita regular la cantidad de agua que pasa por minuto evitarás el desperdicio de agua. Pero no es lo único que puedes hacer. Antes de elegir un modelo puedes asegurarte de que esta garantice una reducción del consumo de agua.

A diferencia de los modelos antiguos de ducha que consumían 5 galones por minuto (gpm), la mayoría de las alcachofas son gastan 2,5 gpm. Esto ya es un ahorro, pero además debes saber que hay modelos que solo utilizan 1,5 gpm. Por tanto, si quieres ahorrar agua es importante que prestes atención a este detalle.

Los diferentes modelos de alcachofa de ducha

Alcachofa de ducha fija

Es el modelo más conocido y el estándar. Se trata de una placa con orificios que se conecta a un grifo en la pared o a una tubería en el baño.

Alcachofa de ducha de mano

Es un modelo manual que cuenta con una manguera corta adherido a la ducha con el que se consigue mayor movilidad en el baño. Se fijan en posición vertical y funcionan como cabezales de ducha ajustables.

Teniendo en cuenta toda esta información sobre las alcachofas de ducha, podrás elegir un modelo adecuado para ti. Recuerda prestar atención al diámetro de su cabezal y a sus agujeros y compara modelos para que tomes la mejor decisión.

Las mejores ventas de alcachofa de ducha

Si quieres comprar una alcachofa de ducha al mejor precio, revisa esta selección con las mejores ventas del momento.

Rovtop Alcachofa de Ducha - Mano la Cabeza de...
(188)
RUNYUE Alcachofa de Ducha de Alta Presión,...
(59)
Alcachofa de Ducha de Mano, CompraFun Alcachofa...
(174)
Oferta
Vicloon Cabeza de Ducha, Alcachofa de Ducha con...
(26)

¿Cuánto cuesta una alcachofa de ducha?

Los precios de las alcachofas de ducha varían dependiendo de su tamaño, funciones y material de construcción. Sin embargo, en líneas generales se puede decir que no se trata de un producto costoso. Su rango de precio se ubica entre los 10 y los 30 euros, aunque puedes conseguir alcachofas de ducha baratas sin mucho esfuerzo.

También hay modelos destacados a partir de los 30 euros como el DigHealth, una alcachofa de ducha con piedras diseñada especialmente para filtrar y purificar los residuos el agua como el cloro, los productos químicos o los metales pesados. Si quieres una alcachofa de ducha fija grande, de acero inoxidable y con un efecto lluvia, también deberás gastar un poco más. Modelos como este pueden costar unos 50 euros.

¿Cómo poner una alcachofa de ducha?

Instalar una alcachofa de ducha en tu baño no será un problema, ya que la mayoría pueden ser colocadas fácilmente por el usuario. Eso sí, siempre es importante leer bien las indicaciones dadas por el fabricante para evitar cualquier inconveniente o si se requiere de alguna herramienta especial.

En todo caso, casi todos los modelos se instalan de la misma forma. Solo necesitarás una llave inglesa ajustable y teflón. Debes retirar la alcachofa de ducha anterior (en caso de que la hubiera) y seguir las indicaciones del fabricante para enroscar y ajustar la pieza. El teflón te servirá para el enroscado, para evitar fugas de agua.

¿Cómo limpiar una alcachofa de ducha?

A pesar de que la mayoría de las alcachofas para ducha viene con filtros antical, eventualmente deberás limpiarla para evitar que este y otros residuos del agua terminen dañando la pieza. La mejor forma de hacerlo es utilizando vinagre y agua. Esto es lo que debes hacer:

  • Desmonta el difusor. Hazlo con cuidado para no romper nada.
  • Coloca el cabezal al revés bajo el chorro de agua fría del grifo. De esta manera eliminarás los restos de suciedad acumulados.
  • Prepara la mezcla limpiadora en un recipiente. Debes colocar 3 partes de agua por 1 de vinagre y remover bien.
  • Sumerge la alcachofa de la ducha en el recipiente. Asegúrate de que quede completamente cubierta por la mezcla y déjala remojando por unos 20 o 30 minutos.
  • Si la suciedad persiste, puedes hacer el procedimiento anterior pero hirviendo previamente el agua y el vinagre. Debes introducir la pieza en esta mezcla durante unos 10 minutos.
  • Una vez que saques la alcachofa del agua, limpia cada uno de los agujeros con la ayuda de un cepillo de dientes.

Hecho esto, la alcachofa de ducha ya estará limpia. En caso de que el modelo que tengas sea fijo, se recomienda utilizar una bolsa de plástico para colocar la mezcla de vinagre y envolver la placa rociadora con ella. Déjala reposar por unas horas o por toda la noche. Después debes limpiar los agujeros con un cepillo y listo.

Ultima actualización el 26 de agosto del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar