Almohada: ¿qué modelo elegir?

Dormir con una almohada adecuada es clave para un buen descanso y también para evitar complicaciones de salud.

Existen tantos modelos en el mercado que elegir uno puede parecer complicado. Por ello, hemos preparado esta guía para ayudarte a tomar una buena decisión.

La almohada

Es una pieza mullida diseñada para apoyar la cabeza mientras se duerme. Su finalidad es mantener recta la columna vertebral cuando se está en la cama, rellenando la concavidad del cuello.

De esta manera, se evitan tensiones musculares, se reduce el estrés acumulado durante el día y se ayuda a conseguir un sueño más agradable. Pueden encontrarse diferentes tipos y formas para adaptarse al gusto de quien la vaya a usar.

Las mejores almohadas del 2019

La mejor relación calidad-precio

Es una almohada viscoelástica que se puede utilizar como almohada cervical, ortopédica o terapéutica. Es ajustable y se adapta a las curvas naturales del cuerpo. Tiene tratamiento antiácaros, es hipoalergénica y muy transpirable.

El mejor modelo de gama alta

Es una almohada ortopédica terapéutica que cuenta con contornos de espuma de memoria. Incorpora un gel disipador del calor para mantener la cabeza y el cuello frescos. Es hipoalergénica, resistente a los ácaros y lavable.

El mejor modelo barato

Es una almohada de aloe vera (tejido) de tipo viscoelástica diseñada para aliviar la tensión en el cuello y la cervical. Es ideal para quienes duermen de lado y boca arriba. Cuenta con una funda exterior con cremallera, que es lavable en lavadora.

Comparativo de las mejores almohadas

Si quieres comprar la mejor almohada para ti, echa un vistazo a las características de estos 4 modelos seleccionados.

MEJOR CALIDAD-PRECIO
UTTU Almohada Viscoelastica 76 x 51 cm, Almohada...
Supportiback Almohada ortopédica terapéutica con...
EL MÁS BARATO
Camapolis Seasons - Almohada viscoelástica con tejido...
Pikolin Home - Almohada viscoelástica (desenfundable),...
Almohada - UTTU
Almohada - Supportiback
Almohada - SEASONS
Almohada - Pikolin Home
Modelo viscoelástico
Modelo ortopédico terapéutico
Modelo viscoelástico
Modelo viscoelástico
Medidas de 70 x 40 x 12 cm
Medidas de 57 x 35 x 11 cm
Medidas de 135 cm
Disponible en diferentes tamaños
Con funda de 60 % de poliéster y 40 % de bambú
Con gel disipador del calor
Alta densidad: 50 kg/m3
Con funda lavable
Nota: 10/10
Nota: 9,5/10
Nota: 9/10
Nota: 10/10
39,99 €
49,87 €
34,05 €
35,98 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
UTTU Almohada Viscoelastica 76 x 51 cm, Almohada...
Almohada - UTTU
Modelo viscoelástico
Medidas de 70 x 40 x 12 cm
Con funda de 60 % de poliéster y 40 % de bambú
Nota: 10/10
39,99 €
Supportiback Almohada ortopédica terapéutica con...
Almohada - Supportiback
Modelo ortopédico terapéutico
Medidas de 57 x 35 x 11 cm
Con gel disipador del calor
Nota: 9,5/10
49,87 €
EL MÁS BARATO
Camapolis Seasons - Almohada viscoelástica con tejido...
Almohada - SEASONS
Modelo viscoelástico
Medidas de 135 cm
Alta densidad: 50 kg/m3
Nota: 9/10
34,05 €
Pikolin Home - Almohada viscoelástica (desenfundable),...
Almohada - Pikolin Home
Modelo viscoelástico
Disponible en diferentes tamaños
Con funda lavable
Nota: 10/10
35,98 €

¿Por qué comprar una almohada de calidad?

El descanso es el eje de la salud mental y física y las almohadas son esenciales para conseguirlo como debe ser.

Contar con una buena almohada te va a garantizar un sueño más profundo y reparador, lo que significa que en la mañana te levantarás descansado.

Además, una almohada de calidad contribuye con una mejor circulación de la sangre y hasta evita problemas al respirar.

Otro motivo de gran importancia para utilizar una almohada de calidad tiene que ver con la salud física. Un buen modelo adecuado a tus necesidades puede evitar posibles dolores de cervicales, espalda, cuello y hombros.

Recuerda que las malas posturas afectan enormemente a la salud y la calidad de sueño y vida y esto es algo que se puede corregir con el buen descanso en la cama.

Lo mejor de todo es que hay almohadas para todas las situaciones y necesidades. Por ello, podrás encontrar almohadas de maternidad, almohadas para bebés, almohadas de lactancia, almohadas antironquidos, almohadas para el brazo, almohadas de viaje y hasta almohadas inteligentes.

Las almohadas en oferta hoy

Antes de elegir una almohada, revisa esta selección con las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Dormio - Almohada viscoelástica con  perfecta...
Dormio - Almohada viscoelástica con perfecta...
691 Opiniones 30,89 € desde 18,73 €
2 Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera
Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera
No hay valoraciones 32,90 € desde 17,90 €
3 SAVEL, Almohada Antiácaros con Tejido 100% algodón,
SAVEL, Almohada Antiácaros con Tejido 100% algodón,
397 Opiniones 20,00 € desde 12,95 €
4 Pikolin Home - Almohada de fibra, con tratamiento Aloe...
Pikolin Home - Almohada de fibra, con tratamiento Aloe...
118 Opiniones 18,44 € desde 14,25 €
5 BedStory Almohada Antiácaros 42 x 70 cm Pack 2...
BedStory Almohada Antiácaros 42 x 70 cm Pack 2...
80 Opiniones 34,00 € desde 28,49 €
6 Cozzy Almohada Viscoelastica
Cozzy Almohada Viscoelastica
18 Opiniones 31,00 € desde 17,00 €

¿Cómo elegir una almohada?

Si quieres conseguir un buen descanso, debes comprar una buena almohada. Sin embargo, para escoger el modelo perfecto para ti debes evaluar ciertos factores. Estos son los más importantes.

Material

Al momento de buscar almohadas, la oferta de materiales es muy amplia y la elección entre uno y otro modelo va a depender de tus gustos y necesidades, si eres alérgico o si sufres de alguna dolencia en particular.

Una de las más comunes hoy día son las de espuma de goma porque son muy duraderas y dan un buen soporte a la cabeza.

Las de espuma “con memoria” también son muy buscadas porque reducen los puntos de presión al ajustarse a la forma del cuerpo. Las de poliéster destacan porque son económicas y cómodas, aunque no son especialmente duraderas. También están las almohadas de látex o gel, las cuales se caracterizan por ser resistentes al moho y a los ácaros.

Otra opción son las almohadas que combinan lana y algodón, ya que además de producir pocas alergias, son resistentes al moho y los ácaros. Y finalmente, también puedes optar por almohadas de plumas, muy buscadas porque se adaptan bien al cuerpo, aunque a algunas personas les pueden causar alergias.

Firmeza

Esta es una característica que está directamente relacionada con el material. Por ello, debes elegir el material de la almohada teniendo en cuenta el nivel de firmeza que aporta y si te conviene o no.

Las que están hechas con látex son las que tienen el relleno más firme, aunque las de lana y algodón también suelen tener una densidad dura. Las almohadas de fibra (poliéster) son unas de las más demandadas, pero debes saber que también son bastante firmes, por lo que si te gustan las almohadas suaves, estas no serán buenas opciones para ti.

Las almohadas de plumas son las que tienen menor firmeza. Suelen deformarse, aunque vuelven con facilidad a su estado inicial. También hay modelos de fibra de poca firmeza, ya que este material permite esta variación.

Postura al dormir

Debes tener en cuenta que la postura que se adopta al dormir juega un papel clave en la elección de la almohada.

Para un buen descanso, lo más recomendable es dormir de lado, con las piernas flexionadas ligeramente. De ser así, lo ideal es elegir una almohada gruesa y firme. Pero como no todo el mundo duerme de la misma forma, debes evaluar tu forma de dormir.

Si eres de esas personas que duerme boca arriba, por ejemplo, debes elegir una almohada con un grosor y una firmeza intermedios porque así no interfiere con la curva natural del cuello. Dormir boca abajo no es aconsejable, pero si lo haces lo mejor es buscar un modelo delgado, adaptable y suave para facilitar un giro más natural de la cabeza.

Si no tienes ninguna posición favorita y cambias de postura durante la noche, entonces debes elegir una almohada con una firmeza media que te permita adaptarla a diferentes posiciones.

Tamaño

En lo que respecta al tamaño de las almohadas, debes saber que el ancho de esta debe superar siempre el de tus hombros. Estas suelen tener unas medidas estándar, siendo las más comunes la almohada 75 x 50 cm, la almohada 135 cm y la almohada 150 cm. Y en cuanto a la altura, esta varía dependiendo de la posición en la que duermas y también de si la usarán niños o adultos.

Las almohadas para niños deben ser bajas, de 10 cm. Este tipo de almohada también es la adecuada para las personas que duermen boca abajo. Las almohadas medianas, de 12 o 13 cm, son ideales para los que duermen boca arriba, ya que es importante que la altura no sobrepase los hombros.

Las de tipo medio-alta, de unos 15 cm, son almohadas para dormir de lado, ya que son las que mantienen el cuello y la cabeza bien alineados con el eje de la columna.

Los diferentes tipos de almohada

Existen diferentes tipos de almohada según su forma. El modelo tradicional suele ser una especie de cojín de forma rectangular, pero hoy día las opciones se han ampliado enormemente. Estos son los modelos más conocidos.

  • Tradicional: es la almohada más común, de forma alargada y estrecha. Puede venir en diferentes materiales y se recomiendan para casi cualquier postura.
  • Mariposa: la almohada mariposa es estrecha en la zona central y más ancha en los bordes. Es un modelo indicado para quienes tienen dolencias en la zona dorsal y cervical.
  • Cervical: la almohada cervical tiene opiniones muy positivas porque es una opción ergonómica para quienes tienen dolencias tanto en la zona cervical como en la dorsal. Cuenta con dos zonas convexas y una zona cóncava, gracias a lo cual se adapta perfectamente al cuello y a la cabeza.
  • Anatómica: es una almohada ergonómica de tipo terapéutica, diseñada para mejorar una situación física en particular. Se ajusta a las formas del cuerpo.
  • Lumbar: la almohada lumbar se usa más para estar sentado y es un modelo diseñado para quienes pasan muchas horas en una silla. Ayuda a mitigar con el dolor lumbar porque hace que las presiones del peso del cuerpo se distribuyan en las distintas zonas en lugar de acumularse un solo punto.
Nuestro consejo: las almohadas son imprescindibles para un buen descanso. Procura elegir una que se adapte a tus necesidades y presta atención a sus características más relevantes para que tomes una buena decisión de compra.

Las mejores ventas de almohada del año

Antes de elegir un modelo de almohada, echa un vistazo a esta selección con las mejores ventas del momento.

Oferta
Dormio - Almohada viscoelástica con perfecta...
(691)
Seasons - Pack de 2 almohadas viscoelásticas, 70...
(855)
Oferta
Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera
Oferta
SAVEL, Almohada Antiácaros con Tejido 100%...
(397)

¿Cuánto cuesta una almohada?

En lo que respecta al precio, debes saber que este depende del material de la almohada. Las de relleno sintético (fibra de poliéster) son las más económicas y pueden costar entre 7 y 30 euros.

Una almohada para dormir de lado de tipo viscoelástica puede costar poco más de 30 euros como la almohada Pikolin Home.

Las almohadas con relleno de espuma también varían mucho de precio, ya que suelen oscilar entre los 12 y los 100 euros. Las más costosas suelen ser las que tienen el “efecto memoria”, es decir, que mantiene la forma de la cabeza y el cuello durante unos segundos. Las de látex, por su parte, son almohadas antiácaros con precios que pueden oscilar entre los 20 y los 80 euros. Una almohada de látex Pikolin, por ejemplo, cuesta casi 70 euros.

Para quienes no tienen problemas de alergias y les gustan las almohadas suaves, quizá prefieran las de plumas y plumón. El coste de este modelo varía mucho, por lo que puedes encontrarlas en un rango entre los 15 y los 60 euros.

¿Cuál es la almohada adecuada para dormir?

No existe una sola almohada adecuada para dormir, ya que como hemos visto esto depende principalmente de la forma en la que duermes y de si tienes una condición o dolencia en particular.

Cada persona debe encontrar la almohada que se adapte a sus necesidades y que le garantice la correcta alineación del cuello con la columna.

En el caso de las mujeres, hay almohadas de embarazo. Éstas son grandes para adaptarse completamente a la forma del cuerpo y facilitar la postura al dormir, sobre todo cuando la gestación está avanzada.

También están las almohadas infantiles, que deben ser delgadas para la comodidad de los niños (no para menores de 1 año). Y es que las palabras almohada y bebés no siempre van de la mano, ya que estos implementos no son especialmente necesarios en los primeros años de vida. En cualquier caso, si quieres comprar una almohada de bebé, lo puedes hacer pero una vez que el niño haya cumplido el año de edad, como mínimo.

Si vas de viaje y necesitas una almohada para el avión, hay muchas opciones. Están las tradicionales almohadas rellenas (diferentes materiales) y las almohadas hinchables. Estas últimas son perfectas porque no ocupan espacio y podrás inflarlas solo cuando la necesites.

Finalmente, dependiendo de cómo duermas, debes elegir tu almohada ideal. Si te fijas en este aspecto, podrás elegir la almohada adecuada para un sueño reparador.

¿Cómo lavar la almohada?

Las almohadas requieren de una limpieza regular para eliminar suciedad, manchas y hasta olores que se acumulan en ellas. Dependiendo del tipo de almohada que tengas, deberás lavarlas de una u otra forma.

Las de algodón, de plumas o sintéticas son muy fáciles de lavar porque son aptas para la lavadora. Utiliza un programa para ropa delicada y utiliza un jabón suave. Puedes secarlas en la secadora utilizando un programa de baja temperatura. Se recomienda introducir dos o tres pelotas de tenis limpias para que no pierdan su esponjosidad.

Las almohadas de látex deben lavarse a mano. Bastará con llenar un recipiente con agua fría y un poco de jabón y sumergirlas. No las frotes y tampoco las dejes en remojo. Para secarlas lo mejor es dejarlas al aire libre, de forma horizontal y en la sombra.

Si tienes una almohada viscoelástica es mejor no lavarla. De hecho, la mayoría de los fabricantes recomiendan no hacerlo porque pueden perder propiedades físicas. Para evitar que se ensucien, lo mejor es utilizar fundas impermeables.

Ultima actualización el 16 de julio del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar