Mejor detector de monóxido de carbono: el comparativo

Cuando se acerca la época de invierno y con ella llega el frío, en muchos hogares se llevan a cabo medidas para caldear el ambiente que pueden liberar monóxido de carbono.

Con el uso de algunas estufas de butano o sistemas de calefacción, el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono aumenta. Es por ello que el empleo de detectores de monóxido de carbono en estos hogares se hace imprescindible.

Detector de monóxido de carbono

El detector de monóxido de carbono es un aparato que verifica los niveles de este gas en el ambiente de tu hogar. El monóxido de carbono es un gas invisible e inodoro altamente tóxico.

Cuando se produce un aumento peligroso en el nivel de monóxido, el detector dispara una alarma. De este modo, te permite actuar en consecuencia para sanear el ambiente y evitar intoxicaciones.

Los mejores detectores de monóxido de carbono

A continuación, encontrarás una descripción de los mejores detectores de monóxido de carbono del 2019.

La mejor relación calidad-precio

Permite detectar los niveles de CO mediante celdas electroquímicas. Esta alarma es fiable y cómoda de instalar. Además, puede registrar las alertas y cuenta con indicadores independientes para cada estado de alarma.

El mejor modelo de gama alta

Detector de humo y CO inteligente, puede enviar una alerta a tu Smartphone en caso de peligro cuando no te encuentras en el hogar. También cuenta con altavoz para avisar por voz de los niveles de monóxido.

El mejor modelo barato

Este dispositivo incorpora una pantalla digital en la que se muestra de forma clara los niveles de CO. Cuenta con una memoria incorporada, de este modo se mostrará la mayor concentración de CO medido desde la última reposición.

Comparativo de los mejores detectores de CO

Si no sabes aún qué modelo elegir, presta atención al siguiente análisis comparativo:

MEJOR CALIDAD-PRECIO
Honeywell Home XC70-ESPT Detector autónomo de CO...
Nest Protect 2 generación de Humo y Detector de...
EL MÁS BARATO
X-Sense Detector de monóxido de carbono (CO) portátil...
Kidde KID10SCO - Detector de Humos y monóxido de...
Detector de monóxido de carbono - Honeywell
Detector de monóxido de carbono - Nest
Detector de monóxido de carbono - X-Sense
Detector de monóxido de carbono - Kidde
Con batería sellada
Modelo inteligente
Luces LED de aviso
Con indicadores LED
Sensor con tecnología testada
Cambio de colores según el peligro
Con memoria incorporada
Capaz de detectar humo y CO
Dimensiones 10,6 x 4,7 x 7,7 cm
Dimensiones 13,5 x 13,5 x 3,9 cm
Dimensiones 17,6 x 4,2 x 14,2 cm
Dimensiones 0,1 x 4 x 15 cm
Nota: 9/10
Nota: 10/10
Nota: 9/10
Nota: 9,5/10
36,72 €
127,50 €
68,39 €
36,86 €
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Honeywell Home XC70-ESPT Detector autónomo de CO...
Detector de monóxido de carbono - Honeywell
Con batería sellada
Sensor con tecnología testada
Dimensiones 10,6 x 4,7 x 7,7 cm
Nota: 9/10
36,72 €
Nest Protect 2 generación de Humo y Detector de...
Detector de monóxido de carbono - Nest
Modelo inteligente
Cambio de colores según el peligro
Dimensiones 13,5 x 13,5 x 3,9 cm
Nota: 10/10
127,50 €
EL MÁS BARATO
X-Sense Detector de monóxido de carbono (CO) portátil...
Detector de monóxido de carbono - X-Sense
Luces LED de aviso
Con memoria incorporada
Dimensiones 17,6 x 4,2 x 14,2 cm
Nota: 9/10
68,39 €
Kidde KID10SCO - Detector de Humos y monóxido de...
Detector de monóxido de carbono - Kidde
Con indicadores LED
Capaz de detectar humo y CO
Dimensiones 0,1 x 4 x 15 cm
Nota: 9,5/10
36,86 €

¿Por qué comprar un detector de monóxido?

El monóxido de carbono es un gas muy difícil de detectar. No tiene color ni olor, pero es muy tóxico, por eso lo llaman “el asesino silencioso”.

Para evitar accidentes domésticos

Son muchos los imprevistos que poder surgir en el hogar. Algunos descuidos ponen en peligro la integridad de nuestra salud y la de aquellos que más nos importan. Para garantizar la seguridad de todos los miembros de la unidad familiar, los detectores de monóxido de carbono son de gran ayuda.

Además de colocar un detector de CO que nos avise mediante una alarma cuando los niveles de monóxido de carbono sean altos, también es importante que comprobemos el correcto funcionamiento de todos los artefactos que tenemos en el hogar. No solo es recomendable, es obligatorio realizar revisiones periódicas de estufas, cocinas de gas, calentadores o calefacciones. Las malas combustiones de estos aparatos son un peligro que pueden poner en riesgo nuestra salud. Asegúrate de que la llama de estos artefactos de gas es de color azul y nunca naranja, ya que esta podría ser señal de que el producto está defectuoso.

Si en casa tienes chimeneas, estufas, cocinas de gas, calentadores de agua o algún calefactor que funcione con combustible, el detector de monóxido de carbono no debería faltar en tu hogar.

Para mejorar tu salud

El monóxido de carbono ingresa en nuestro cuerpo a través de la respiración. Se adentra en los pulmones con la misma facilidad que lo hace el oxígeno, y sin apenas darnos cuenta.

Para reconocer una intoxicación por inhalación de CO, debemos prestar atención a algunos síntomas como: dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, dolor en el pecho y confusión. Los síntomas pueden variar, pero estos son los más comunes.

En caso de intoxicación por CO, se debe acudir inmediatamente a urgencias. Por esta razón, los detectores de monóxido de carbono son una buena inversión, ya que pueden detectar niveles peligrosos de CO antes de que se produzca la intoxicación.

Para sentirte más seguro en casa

La intoxicación por monóxido de carbono es muy peligrosa. Si una persona está dormida, no es capaz de detectar los síntomas y puede morir. Al contar con un detector de CO, así como de otros gases perjudiciales para la salud, descansaremos más tranquilos, ya que tenemos la garantía de que este aparato nos avisará en caso de que los niveles superen los mínimos considerados seguros.

Un nivel de exposición situado en 50 ppm es admisible durante 8 h. A partir de los 200 ppm empiezan a aparecer síntomas comunes como dolor de cabeza o mareos, y más allá de los 800 ppm puede provocar la muerte en pocas horas.

Estos aparatos también suelen estar presentes en garajes, dado que las principales fuentes de generación de monóxido de carbono son los motores de diésel o gasolina de los vehículos.

Detectores de monóxido de carbono en oferta

Si tienes pensado hacerte con un detector de monóxido de carbono, entra para conocer las últimas ofertas:

¿Cómo elegir un detector de monóxido?

¿Sabes cuáles son las opciones que no pueden faltar en un detector de CO? Entérate consultando esta guía de compra:

Según las funcionalidades

Algunos detectores de monóxido de carbono también cuentan con sensores para detectar otros gases o el humo de un incendio, por lo que son aparatos mucho más completos. Suelen ser equipos interconectados, por cables o de manera inalámbrica, con otros sensores como los que hemos comentado, pero también con sistemas antirrobo.

Por otro lado, muchos modelos cuentan con pantalla digital, como el modelo de X-Sense. Esto es algo que consideramos muy útil para saber exactamente los niveles de CO de un ambiente.

Los detectores de monóxido de carbono portátiles son ideales si queremos comprobar varias estancias de la vivienda. Otra de las funciones que podemos encontrar en algunos dispositivos, es la opción de prealarma. Con esta función obtendremos una mayor sensación de seguridad, pues avisa incluso con una baja concentración de monóxido de carbono.

Según el sonido de la alarma

Es muy importante que el detector de monóxido de carbono emita un sonido lo suficientemente alto para que nos pueda alertar cuando estamos durmiendo o en una estancia de la casa alejada. La alarma debe ser de al menos 85 decibelios, como la del modelo Kidde KID10SCO.

Según la alimentación

Muchos de los detectores de CO funcionan con pilas, sin embargo, otros van enchufados a una fuente de corriente eléctrica.

En caso de cortes de luz, estos modelos cuentan con batería para poder seguir funcionando con normalidad. Cuando las pilas o las baterías se están descargando, la unidad suele emitir un sonido que avisa de que es necesario cambiarlas por otras.

Según el mantenimiento

Para asegurar el buen funcionamiento de los detectores de monóxido de carbono, además de comprobar pilas y baterías, se recomienda inspeccionarlo y limpiarlo al menos una vez al año. Si está en lugares en los que es más fácil que atrape polvo o grasa, como la cocina, se debe limpiar una vez cada tres meses.

Por ello, a la hora de adquirir uno de estos dispositivos, asegúrate que su estructura y diseño facilitan la limpieza y el mantenimiento. Un buen ejemplo es el detector de monóxido de carbono Honeywell Home XC70, un modelo compacto que facilita su limpieza y que, además cuenta con carcasa impermeable.

Además del buen mantenimiento del sistema, asegúrate de limpiar a menudo los conductos de ventilación. En estos conductos se suele depositar polvo y suciedad. Si no los mantenemos despejados, es más probable que el monóxido de carbono se acumule en nuestro hogar, ya que no tiene salida de ventilación.

Las mejores ventas de detectores de CO

Consulta la lista con los detectores de monóxido de carbono más vendidos del 2019:

SEBSON Detector monoxido de carbono, EN 50291,...
(12)
Kidde KID10SCO - Detector de Humos y monóxido...
(34)
HEIMAN Detector de monóxido de carbono, EN...
(5)
Smartwares RM370 Detector de monóxido de Carbono,...
(11)

¿Cuánto vale un detector de CO?

Las muertes por intoxicación de monóxido de carbono son más comunes de lo que pensamos cuando llega el invierno. En la mayoría de los casos, este tipo de intoxicaciones se podrían haber evitado tomando las precauciones adecuadas.

Una de ellas es la instalación de un detector de monóxido de carbono que nos avise cuando los niveles de esta sustancia no sean seguros. Pero, ¿cuál es el precio de estos dispositivos? Depende del producto y del fabricante. Normalmente no suelen tener un precio muy elevado. Por unos 30 € podemos adquirir un buen detector de monóxido de carbono que cumpla bien con su función.

Sin embargo, puedes conseguir estos aparatos incluso a un precio más económico, desde los 6 €. Estos modelos cuentan con prestaciones básicas, pero igualmente útiles. Si buscas algo más sofisticado, lo encontrarás por cantidades superiores a los 100 €. Estos dispositivos suelen ser más completos y detectan diferentes tipos de gases en el ambiente.

Dado que hablamos de un artefacto que sirve para garantizar tu seguridad y la de tu familia, consideramos que es importante que inviertas en un detector de CO de calidad que te asegure un buen funcionamiento. Para hacerte con el detector de monóxido de carbono que más se adapte a tus necesidades, compara y evalúa otros productos, además de consultar las opiniones de otros consumidores.

¿Cómo funciona un detector de CO?

Una de las características de los detectores de monóxido de carbono es su fácil instalación. En la mayoría de los casos no necesitaremos la ayuda de un técnico especializado, a no ser que se trate de instalaciones cableadas y complejas, como las que podemos encontrar en ámbitos comerciales o aparcamientos.

Solo necesitaremos los tornillos y un taladro. Estos aparatos se colocan en alto, ya sea en la pared o en el techo. Además, el lugar favorito para ubicarlos es en el pasillo, de este modo conectará las habitaciones entre sí. Aunque muchos también lo suelen situar en la cocina. Lo importante es no colocarlo donde haya muebles que puedan dificultar su funcionamiento o cerca de rejillas de ventilación.

Los detectores de monóxido de carbono son aparatos bastante sencillos. En los digitales podrás ver el nivel de concentración exacto de CO expresado en ppm (partes por millón), por lo que resultará más fácil seguir un control y comprobar si realmente está funcionando. En los analógicos encontramos luces indicadoras que nos avisan del estado del aire en nuestra vivienda. El indicador de luz verde señala cuando el equipo está en funcionamiento. Si se enciende el LED rojo, se ha detectado un nivel peligroso de monóxido de carbono. Además, la alarma comenzará a sonar.

¿Cómo probar un detector de CO?

Aunque estos sistemas son muy baratos, no duran para siempre. Suelen tener una vida útil de unos 4 a 10 años, según el fabricante. Por ello, es necesario comprobar cada cierto tiempo que siguen funcionando. Para que puedas comprobar fácilmente el buen estado de tu detector de monóxido de carbono, muchos modelos cuentan con un botón para ello. Es importante que verifiques el buen funcionamiento de tu equipo al menos una vez al mes.

Otra manera de comprobar si nuestro detector funciona correctamente es colocándolo cerca de una llama, como la del mechero, una pequeña bombona de camping gas, o cerca del tubo de escape de un vehículo. Después de unos minutos la alarma se activará. En caso de alerta real por niveles altos de CO, lo primero que debes hacer es abrir todas las puertas y ventanas para ventilar. Después, apaga el sistema de calefacción, estufa u hornilla. Por último, sal de la casa dejando las puertas y ventanas abiertas. No vuelvas a entrar hasta que la alarma del detector se haya apagado. Llama al número del servicio técnico que encontrarás en el manual de instrucciones.

Ultima actualización el 22 de septiembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas Sé el primero en votar